SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Bogotá, octubre 1 de 2019. El 1 de octubre de cada año se conmemora el 'Día Internacional de las Personas Mayores', según la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Esta es una oportunidad para destacar las virtudes de las personas mayores en el mundo, su legado, y su situación actual en la sociedad.

Este año, Naciones Unidas ha elegido un tema especial de reflexión para este día, que es “un viaje hacia la igualdad en todas las edades”, que busca hacer un llamado para trabajar en contra de las desigualdades en la vejez.

Muchas de las situaciones de desigualdad que viven las personas mayores son consecuencia de las desventajas acumuladas durante la vida, como la falta de oportunidades de educación, trabajo y desarrollo personal.

Por esto, Bogotá ha hecho un gran esfuerzo por generar espacios de equidad para las personas mayores en la ciudad.

Por ejemplo, los Centros Día buscan un desarrollo de la autonomía en las personas mayores de 60 años. En lo corrido de la administración, 19.843 personas mayores han sido atendidas en 25 Centros Día, y cinco más se encuentran en construcción.

También se brindan apoyos económicos a personas mayores, quienes se encuentran en situación de discriminación y segregación socioeconómica y que no cuentan con una pensión o ingresos suficientes para subsistir y satisfacer sus necesidades básicas. Actualmente 129.696 personas reciben este beneficio.

Por otra parte, los Centros de Protección buscan brindar protección para las personas mayores que se encuentran en condición de abandono o que no cuentan con redes familiares. En 2018, 2.372 personas mayores fueron atendidas en 18 Centros de Protección Social.

De acuerdo con la Encuesta Multipropósito 2017, alrededor de un 12% del total de la población en Bogotá es mayor de 60 años. Las localidades con mayor envejecimiento son La Candelaria (18%), Barrios Unidos (17%), Teusaquillo (17%), Chapinero (15%), Santafé (15%) y Los Mártires (15%).

En Colombia, Según el CENSO 2018, por cada 100 personas menores de 15 años hay 60 personas, mayores de 59 años. De acuerdo con las proyecciones poblacionales, se estima hacia el año 2050 existirán alrededor de 160 personas mayores de 60 años por cada 100 menores de 15 años. 

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, septiembre 26 de 2019. Entre caléndulas, manzanillas y hierbabuenas, las personas mayores, del Centro Día ‘Luz de Esperanza’, encontraron el abono perfecto para sembrar un proyecto de emprendimiento, en el que el conocimiento ancestral y la salud son el centro.

‘La Muya, Huertas intergeneracionales para la Paz’, es un proyecto de formación que busca promover acciones de intervención comunitaria a través de la construcción de huertas medicinales.

"Encontrar estos talleres en el Centro Día ha sido en verdad una bendición porque, además de ocupar el tiempo libre, aprendemos mucho sobre cómo cuidar nuestra salud, y logramos recuperar todo ese conocimiento que tenemos los viejos sobre las plantas y sus propiedades”, afirmó Ligia Laverde, participante de la huerta.

Primero se realizó una capacitación dentro del Centro Día sobre las plantas medicinales, su siembra y su cuidado. Luego este conocimiento se replicó en los hogares de varios de los participantes, convirtiéndose en la semilla para varias huertas urbanas.
 

Pero no es solo la siembra, gracias a la Secretaría Distrital de Salud con su estrategia ‘Kilombo’, las plantas se convirtieron en el insumo principal de pomadas y aceites, que son procesados por las mismas familias de las personas mayores, convirtiéndose en un producto para comercializar.

“Este proceso nos permitió fortalecer el tejido social de las personas mayores, con un gran potencial para aportar a su desarrollo económico y el de sus familias”, afirmó Maira Muñoz, profesional a cargo del proyecto.

‘La Muya’, que en ‘Kichwa’ significa Huerta, seguirá abriéndose camino en la localidad de Engativá, permitiendo recuperar la sabiduría ancestral de nuestras personas mayores y aportando a consolidar redes que den como resultado la construcción de comunidades de paz.

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, septiembre 18 de 2019. Don Hugo Álvarez es un manizaleño de 79 años que tiene alma de “cachaco”, desde muy joven decidió aventurarse a esta ciudad en busca de nuevas oportunidades, ha vivido en la capital más de 39 años de su vida. Ahora con boina, traje formal y periódico en mano recorrió el centro histórico de Bogotá recordando así los primeros días cuando llegó a esta ciudad.

A las 7:30 de la mañana ya estaba en la Subdirección Local de Chapinero para iniciar su salida, al llegar a la Plaza de Bolívar, las ganas de saber qué nuevo aprendizaje tendría y qué nuevo descubrimiento haría, a pesar de todo el conocimiento que poco a poco ya ha acumulado, lo llenaban de emoción.

Don Hugo tiene 11 hermanos que viven en otras ciudades del país y él fue el único que decidió venir a Bogotá, un lugar caracterizado por su clima frio muy diferente a la ciudad de las puertas abiertas.

Cuando se dirigía a la primera parada, el Capitolio Nacional o como en antaño era apodado “El enfermo de piedra” por la demora en su construcción que tardó casi 80 años, recordó cómo era la Bogotá de antes, cuando la carrera séptima no era peatonal, los días cuando salía a comer helado con sus amigas, hasta la toma del Palacio de Justicia y muchas cosas más que lo devolvieron en el tiempo y llegaron a la mente, Bogotá una ciudad que mezclaba arquitectura colonial con la republicana que ostentaba una riqueza cultural maravillosa. Una ciudad ahora muy distinta con el paso de la modernidad.
 
 
 

Después de iniciar el recorrido turístico, ingresando al Capitolio Nacional de Colombia, donde queda la sede del Congreso de la República, pudo conocer el salón del Recinto del Senado y el Salón Boyacá y los vitrales redondos que los adornan. Mientras caminaba por los pasillos contemplando las estatuas conmemorativas de Jorge Eliécer Gaitán y Rafael Núñez, recordó su época de infancia, cuando estudiaba con Humberto de la Calle en el Colegio Mayor de Nuestra Señora, uno de los colegios privados más importantes de Caldas, y como si fuera un adolescente empezó a deslizarse por todos los pasillos, su sonrisa reflejaba la emoción de recordar antiguas travesuras.

La segunda parada fue el Museo del 20 de Julio o Casa del Florero, un lugar lleno de historia donde se conmemoran más de 200 años de la Independencia Nacional. Sentado y atento como el mejor de los estudiantes, prestó atención al guía que narró lo que sucedió con el florero de Llorente, ligado a la anécdota de la trifulca.

Don Hugo trabaja el arte country, así que los acabados rústicos y los colores son su mayor pasión, por eso disfrutó mucho el último recorrido en el Museo de Oro, un lugar que alberga las colecciones arqueológicas, patrimonio y orgullo de todos los colombianos.

Actividades como esta son desarrolladas por el Proyecto “Envejecimiento, digno, activo y feliz”, de la Secretaría Distrital de Integración Social, en articulación con el Instituto Distrital de la Participación y Acción Comunal (IDPAC).

Don Hugo lleva 6 años en el proyecto recibiendo el servicio de apoyos económicos, que le permiten mejorar su calidad de vida así como las de otras personas mayores habitantes de la localidad de Chapinero, en situación de vulnerabilidad.

Junto a él otras 29 personas mayores disfrutaron de este recorrido turístico en el que pudieron visitar lugares históricos de Bogotá, entornos que los ayudan a recordar su niñez y sobre todo salir de la rutina. Así mismo contribuyen a su crecimiento personal y a continuar aprendiendo constantemente. Descubren y disfrutan, ayudando a preservar la historia de la ciudad a través de sus narraciones y sus memorias. 

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, septiembre 24 de 2019. ‘Conéctate con la Vida’, es una propuesta que inició en Engativá en el mes de agosto, por medio de la cual, a través de los voluntarios del ‘Club Amigos del Centro Día’, se realizaron talleres de capacitación en nociones básicas en electricidad con ciudadanos habitantes de calle, en la localidad.

La jornada comenzó a las 6:00 a.m., cuando los ‘Ángeles Azules’ hicieron su recorrido llegando a cada ‘parche’ y ‘cambuche’ para persuadir a los habitantes de calle a dar los primeros pasos hacia un cambio de vida y para demostrarles que aprender algo nuevo, es una forma de empezar. Dos horas después, quienes aceptaron la invitación, llegaron en el transporte que les proporciona la Secretaría Distrital de Integración Social, a la ‘Casa de la Juventud’.

Son las 8:00 a.m. Cuaderno y lápiz en mano y con todo el entusiasmo y el interés iniciaron la aventura que a través del desarrollo de habilidades les dará la posibilidad de mejorar su calidad de vida.

La propuesta que se estructuró en 20 horas de clases prácticas, busca capacitarlos en una alternativa que les permita en un futuro buscar una seguridad económica para superar sus condiciones de vulnerabilidad.
 
 

Gracias al ‘profe Pablo’, una persona mayor de la comunidad de Engativá, quien lleva más de 5 años trabajando con un grupo de adultos mayores en diferentes iniciativas y quien se convirtió en el docente que lideró el taller y compartió sus enseñanzas con los habitantes de calle, se desarrolló esta innovadora propuesta con aporte comunitario y con el apoyo de la Secretaría Distrital de Integración Social.

“La primera tarea que estos estudiantes tuvieron que realizar, fue buscar, en su ruta de reciclaje, algún electrodoméstico que hayan desechado. O se arregla o aprendemos por qué se dañó”, aseguró Pablo Forigua o el ‘profe Pablo’, como le dicen sus estudiantes.

El proceso completo de formación culminó con una emotiva ceremonia en la que se reconoció la participación continua de cuatro ciudadanos habitantes de calle y dos adultos mayores, quienes se unieron en este desafío.

Los estudiantes recibieron una constancia, que no solo reconoce la asistencia a las clases con el ‘profe Pablo’, sino también el esfuerzo y la intención de trabajar en la transformación de sus vidas.

Lida Nieves, ‘Ángel Azul’, en la localidad de Engativá, resaltó que, “lo más importante de este proceso es ver en ellos el ánimo, interés y cumplimiento con las actividades y condiciones del proceso”.

Gustavo Adolfo Quibayo y Yubiset Martínez, una pareja que lleva ocho años de novios y que comparten la vida en calle, luego de asistir a todas las clases, lograron arreglar una licuadora que encontraron en la basura. Para ellos es una nueva forma de ganar su sustento diario y lograr salir de la situación en la que hoy se encuentran.

Todo esto no hubiera sido posible sin el trabajo que realizan los ‘Ángeles Azules’ de la localidad, quienes, a través de su compromiso diario y contacto activo con los ciudadanos habitantes de calles, están convencidos que, con este tipo de iniciativas, se generan acciones que impactan en esta población de manera positiva y les permiten vislumbrar una salida a las diferentes problemáticas que rodean este fenómeno en la ciudad.

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, septiembre 6 de 2019. Ahora la moda y pasarela capitalina está marcada por un nuevo aire de sabiduría y estilo de vida que mezcla la estructura, belleza, arte, diseño y ecología en una sola prenda. Solo la experiencia de los sabios y sabias del Centro Día ´La Montaña del Saber´, de la Secretaría Distrital de Integración Social, llenaron de imaginación y creatividad los nuevos vestidos realizados con reciclaje de papel para escribir sus propias historias y memoria como símbolo del tejido territorial, en la localidad de San Cristóbal.

Sin pensar que algún día diseñaría y cosería su propio vestido reciclable, doña María Peña, una modista de 68 años de edad, vestida y desfilando su creación en la plaza de los artesanos, en el marco del IV encuentro de ´Bogotá ciudad para la paz´, relató su experiencia.

“Resulta que yo llegue al Centro Día por casualidad y cuando me propusieron hacer vestidos de periódico me decía a mí misma, ¿pero esa vaina como se hace? Sin embargo, yo siendo modista tomé la idea con los conocimientos que tenía y empezamos hacer los vestidos con papel reciclado, pegante, papel contact y tela vieja para forrar, entre otros elementos, que sirvieron para realizar este vestido para que las personas conocieran un poco de nosotras”, aseguró doña María Peña.
 
 

Es importante decir que la iniciativa hace parte de una apuesta de emprendimiento, que busca construir a través de periódico las historias de las mujeres mayores de la localidad de San Cristóbal.

“Estos vestidos se construyen pegando letra por letra, cada una de las historias de estas mujeres, y construyendo vestidos reciclados mostrando la dignidad de las personas mayores, queremos mostrar con estos vestidos historias de vidas y territorios de empoderamiento y liderazgo de las mujeres que les permite de alguna manera ser reconocidas, ya que desafortunadamente muchas veces terminan siendo olvidadas”, confirmó Mario Andrés Orpes, profesor del centro día ´La Montaña del Saber´.

El grupo de confeccionistas es integrado por 37 sabios y sabias, mayores de 60 años, de la localidad de San Cristóbal, quienes realizaron un performance de música colombiana y pasarela por el emblemático ‘Parque de los Artesanos’.

“Tengo 69 años y soy oriunda de Villa de Caparrapí (Cundinamarca). A mí toda la vida me gusto la modistería desde muy pequeña. A los 6 años, veía como mi mamá cosía vestidos y yo los hacía con periódicos. Este vestido que llevo puesto es inspirado con una falda y sombrero realizados en puras revistas”, dijo doña Gloria Estela Rodríguez, del Centro Día.

Por otro lado, es importante mencionar que la Secretaría Distrital de Integración Social cuenta con 25 Centros Día en la ciudad, que ofrecen 1.400 cupos diarios, para un total de 19.043 personas atendidas.

Con este tipo de espacios dirigidos a todas las poblaciones de la ciudad, la Secretaría Distrital de Integración Social le apuesta a la construcción de una capital en paz. 

 
 
Facebook

Página 1 de 30

Noticias Recientes
Infancia y Adolescencia 22 Octubre 2019

‘Ambientes Enriquecidos’, un concepto pedagógico para el desarrollo integral de la niñez y la adolescencia

‘Ambientes Enriquecidos’, un concepto pedagógico para el desarrollo integral de la niñez y la adolescencia
Bogotá, octubre 22 de 2019. Cada detalle de color, textura...
Convocatorias 21 Octubre 2019

Se busca tipógrafo para que reciba la herencia de Rufino José Cuervo

Se busca tipógrafo para que reciba la herencia de Rufino José Cuervo
Bogotá, octubre 21 de 2019. Si usted conoce un tipógrafo bo...
Discapacidad 21 Octubre 2019

Juan Pablo el protagonista de su vida

Juan Pablo el protagonista de su vida
Bogotá, octubre 21 de 2019. Subirse a una tarima, interpret...
Footer