SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Bogotá,octubre 4 de 2018. Con la participación, de más de 60 personas mayores, y el colectivo raizal de la ciudad, se adelantó en la emblemática Maloca del Jardín Botánico, el primer encuentro intercultural raizal con el objetivo de intercambiar saberes en torno a la atención diferencial a las personas mayores raizales.

A través de un diálogo con la comunidad raizal se desarrolló el encuentro que permitió identificar necesidades, intereses y problemáticas de esta población desde la perspectiva de envejecimiento activo.

Este proceso fue concertado y construido conjuntamente con la Organización de la Comunidad Raizal con Residencia fuera del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina(ORFA).

Actualmente la diversidad étnica se abre paso como colectivos humanos con diversas lógicas de vida y pensamientos particulares, para potenciar los sentidos y significados que se hallan tejidos con sus sabidurías, saberes y conocimientos, en la implementación de las políticas públicas.

En ese sentido, para la Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez se requiere de la transversalización del Enfoque Diferencial mediante una estrategia que contribuya al reconocimiento, visibilización y atención adecuada a las personas mayores de acuerdo a su diversidad cultural y situacional.

Para dar cumplimiento a lo anterior, la Secretaría Social a través de la Subdirección para la Vejez, concertó dos acciones afirmativas para las personas mayores raizales que consisten en el diseño e implementación de un plan de trabajo para la identificación de personas mayores raizales en el marco de los servicios que presta la entidad, al igual que el diseño y aplicación de un instrumento de recolección de información para identificar los intereses y problemáticas de la población mayor raizal.

Estas acciones fueron concertadas para el desarrollo de una estrategia de atención diferencial a las personas mayores permitiendo así ajustar la oferta de servicios ofrecidos y adecuar la institución para responder satisfactoriamente y de manera oportuna a las necesidades de las personas mayores raizales.

En diciembre se conocerán los resultados del informe que dé cuenta de la caracterización de necesidades e intereses de personas mayores raizales residentes de Bogotá para establecer así la atención diferencial en la entidad a los mayores garantizándoles una vejez digna, activa y feliz.

Plan Integral de Acciones Afirmativas para grupos Étnicos

La Corte Constitucional ha desarrollado este concepto en los siguientes términos: “Acciones Afirmativas son las políticas o medidas dirigidas a favorecer a determinadas personas o grupos, ya sea con el fin de eliminar o reducir las desigualdades de tipo social, cultural o económico que las afectan, bien de lograr que los miembros de un grupo sub representado, usualmente un grupo que ha sido discriminado, tengan una mayor representación”.

El Distrito pretende restablecer y garantizar los Derechos colectivos de los grupos étnicos en la ciudad de Bogotá, a través de la elaboración de un Plan Integral de acciones Afirmativas (PIAA), en el cual se desarrollan acciones encaminadas a resolver las problemáticas que conllevaron a la existencia de las mismas políticas, para que mediante ese instrumento se haga efectivo el goce de los derechos colectivos vulnerados; la Secretaria de Gobierno a través de la Subdirección de Asuntos Étnicos como cabeza rectora de las políticas públicas étnicas, realizó el proceso de concertación y formulación del PIAA con cada uno de los grupos étnicos, siendo esta entidad la encargada de hacer seguimiento de sus avances e implementación.

Después de este proceso de concertación, se expide el Decreto Distrital 507, “Por medio del cual se adopta el Plan Integral de Acciones Afirmativas para el Reconocimiento de la Diversidad Cultural y la Garantía de los Derechos de la población Raizal, Negra, Afrodescendiente y Palenquera residente en Bogotá D.C.”, decreto que enmarca la acción institucional en beneficio de la población afrodescendiente.

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, octubre 3 de 2018. Ser huérfano, perder su casa por haber sido fiador, o ser solo en la vida, no son un obstáculo para buscar mejores horizontes.

Así lo piensa Claudio Melo, un hombre que ha sufrido y gozado sus 90 años de edad, enfrentando la vida con entereza desde que era un niño y hoy como persona mayor decide alcanzar una de sus grandes metas y que había aplazado por años: terminar sus estudios secundarios .

Don Claudio, quien nació un 7 de mayo de 1928, en el municipio de Anolaima (Cundinamarca), quedó huérfano siendo apenas un niño. Su madre murió por complicaciones de salud cuando él apenas tenía 8 años y 3 años después falleció su padre por un derrame cerebral, lo que los llevaría junto con sus cuatro hermanos, a quedar bajo la custodia de un primo hermano por parte de su padre y quien se apropiaría de la finca familiar para dejarlos a su propia suerte.

Dadas las nuevas circunstancias tuvo que empezar a trabajar para aportar para la manutención de sus hermanos quienes ahora vivían con un padrino. Se marchó a Tocaima para conseguir el sustento, como él mismo recuerda, “echando azadón”, en una finca.

En 1944 decidió viajar a Bogotá buscando un futuro mejor. Cuatro años después conocería y se casaría con su vecina. Ella fue su esposa por 50 años. Juntos conformaron una familia con 9 hijos.
 

Hace 20 años enviudó y la relación con sus hijos se hizo distante. Actualmente vive solo en una pequeña habitación tras haber perdido su casa luego de haber servido como codeudor. “En aquella casa que se construyó poco a poco y con mucho sacrificio, se quedaron los recuerdos y los ahorros de toda mi vida”, recuerda don Claudio.

Todas las noches llega puntualmente a las 6 de la tarde al Centro de Desarrollo Comunitario ‘Pablo de Tarso’, en la localidad de Tunjuelito, y de la Secretaría Social, para tomar sus clases de bachillerato. Siempre es de los primeros en llegar, para él es muy importante la puntualidad.

Dayna Olarte, su docente tutora, dice que es uno de sus mejores estudiantes. Actualmente cursa el ciclo 6 que corresponde al grado 11. Es activo y muy participativo, le encantan las actividades grupales y tiene un rol conciliador entre sus compañeros. Ella destaca su prodigiosa memoria y gran facilidad para asociar lo aprendido en clases con sus experiencias de vida, es caballeroso y atento y tiene muy buena comunicación con sus compañeros más jóvenes.

La docente reconoce que es la primera vez que tiene un alumno de 90 años y que ha sido una gran experiencia porque ella ha aprendido mucho de él, dice que se siente agradecida por haber tenido la oportunidad de tener a este maravilloso estudiante en su curso.

Sus compañeros lo aprecian mucho y sienten gran admiración. Dicen que es un ejemplo para quienes siempre tienen excusas para no estudiar, piensan que él no tiene límites y que su edad no ha sido impedimento para aprender. “Él es una muestra de que todo lo que cada persona se proponga lo puede conseguir con perseverancia, esfuerzo y motivación”, destacaron.

En diciembre, a sus 90 años, don Claudio será bachiller. Espera su grado con ansias y ya está organizando un compartir para celebrar con sus compañeros. Cuando se le preguntó qué haría después de graduarse, con decisión y un brillo lleno de esperanza en sus ojos, respondió: “Quiero presentarme a la universidad, voy a estudiar agronomía”.

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, septiembre 27 de 2018. Con la adjudicación de un nuevo contrato interadministrativo y procesos competitivos, la Secretaría Social continúa garantizando la atención en los Centros de Protección Social en la modalidad de atención severa a 1.050 personas, mayores de 60 años, en situación de vulnerabilidad social y abandono.

En Bogotá, Chía, Cajicá, Zipaquirá, Fusagasugá, Sasaima y Sibaté se encuentran las unidades operativas de la Secretaría Social que prestan a los mayores dependientes una atención integral con estándares de calidad.

Es importante resaltar que las personas mayores dependientes son aquellas que han perdido autonomía física, psíquica o intelectual, sensorial o mixta, y necesita asistencia y/o ayuda para poder llevar a cabo las actividades de la vida diaria y el cuidado personal.

Teniendo en cuenta las necesidades de esta población, la administración distrital dispuso ocho centros de atención para la modalidad severa de las 17 unidades operativas con las que cuenta para brindar a las personas mayores vulnerables una Vejez digna, Activa y Feliz.

Alimentación, vestuario, vivienda, lavandería, servicio funerario, transporte, actividades recreativas y culturales, además, de un acompañamiento a citas médicas y especialistas con actividades de prevención y promoción en salud son algunas de las ofertas institucionales que reciben los beneficiarios de los Centros de Protección Social del Distrito.

Con una atención cálida y personalizada los mayores que se acogen a este servicio social, también reciben atención interdisciplinaria de psicólogos, profesionales de enfermería, trabajo social, gerontología, artistas, terapia ocupacional y fisioterapia.

Centros de Protección Social

Servicio social dirigido a las personas, mayores de 60 años, quienes presentan dependencia moderada o severa, sin redes familiares o sociales de apoyo, en situación de fragilidad y vulnerabilidad social que reciben atención continua las 24 horas de domingo a domingo.

Actualmente, en Bogotá hay 17 centros, 2 propios y 15 en convenio donde se atienden a 2.151 personas mayores.
 

 
 
Facebook

 

 
Octubre 1 de 2018. En el marco de la celebración del Día Internacional de la Persona Mayor, la Secretaría Social hace un llamado a resaltar el valor, dignidad y derechos de las personas mayores. Además, ratifica su compromiso de seguir trabajando por garantizar una vejez digna, activa y feliz en la capital.

En su compromiso por avanzar en la reducción de las situaciones de discriminación y segregación, la Administración Distrital ha promovido la implementación de diferentes políticas públicas con el fin de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos, especialmente de las personas en condiciones de alta vulnerabilidad, partiendo del reconocimiento y la redistribución de bienes y servicios.

En ese sentido se dio paso a la formulación de la Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez (PPSEV) 2010 – 2025 – mediante Decreto Distrital 345 de 2010), que, además de garantizar la promoción, protección, restablecimiento y ejercicio pleno de los derechos humanos de las personas mayores de hoy y del futuro, sin distinción alguna, busca responder a las nuevas dinámicas y transformaciones en las estructuras sociales, así como estar a la vanguardia con acciones frente a las implicaciones de tener una población que envejece todos los días y que aumenta de manera acelerada y consistente.

Logros de la Bogotá Mejor Para Todos en favor de las personas mayores:

- Se logró la ampliación de apoyos económicos en 2.704 nuevos cupos, para atender a personas mayores de 60 años de las 20 localidades que se encuentran en lista de espera y en situación de vulnerabilidad social e inseguridad económica. Actualmente se entregan 129.669 apoyos económicos.

- En el 2018 se entregó un nuevo Centro Día para completar 22 en toda la ciudad, este año se han atendido a 9.193 personas mayores en este servicio y en lo corrido de esta administración a 15.361.

- A través del servicio Centro Noche (hogar transitorio) este año se han atendido a 674 personas mayores que no cuentan con un techo donde dormir.

- Actualmente, el distrito atiende a 2.200 personas mayores a través de los Centros de Protección Social.

- La Secretaría Social ha atendido a través de sus servicios sociales (Centros día, Centros Noche, Centros de Protección Social, Apoyos Económicos, Hogar de Paso Día, Hogar de Paso Noche, Comedores, Atención Social y Gestión del Riesgo y otras modalidades complementarias) a 694 personas mayores que pertenecen a los grupos étnicos indígenas, afrodescendientes, raizales y Rrom.

- En lo corrido de esta administración y con corte al primer semestre del año 2018, la secretaría ha atendido a 7.874 personas mayores víctimas del conflicto armado a través de sus servicios.

- La Subdirección para la Vejez implementó junto con la Universidad Nacional el Contrato Cualificación de 270 cuidadores de las personas mayores beneficiarios de los servicios sociales a cargo de la Subdirección para la Vejez.

Sobre el Día Internacional de la Persona Mayor

De acuerdo a las resolución 45/106 aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el primero de octubre se conmemora el Día Internacional de las Personas de Edad, para este año la celebración tiene por objetivos:

• Promover los derechos consagrados en la Declaración y lo que estos significan en la vida cotidiana de las personas mayores.
• Dar mayor visibilidad a las personas mayores como partes activas integrantes de la sociedad comprometidas a mejorar el goce efectivo de los derechos humanos en diversos ámbitos de la vida y no solo de aquellos que los afectan de manera inmediata.
• Reflexionar sobre el progreso y los desafíos para garantizar el disfrute pleno e igual de los derechos humanos y las libertades fundamentales de las personas de edad.
• Involucrar a un público amplio en todo el mundo y movilizar a las personas por los derechos humanos en todas las etapas de la vida.
 

 
 
Facebook

 

 
Bogotá, septiembre 26 de 2018. “Alcé las manos hacia arriba y le dije: ‘Señor, hazme un instrumento de divina paz, como hiciste con San Francisco Asís” y yo quedé muy contento con la foto y yo seguí hablando por la paz”.

Ese día, hace más de 10 años, fue que Aníbal Muñoz Valencia, de 91 años y más conocido como el general ‘San Dúa’, decidió ponerse el mote, por el cual hoy lo identifican todos los bogotanos. Le pidieron una fotografía y él quería salir como un libertador.

“Es que hace como 10 años, cuando había desfiles, yo siempre soñaba a dedicarme a luchar por la paz y los hombres y resulta que una vez, venía una periodista a tomarme una foto, y yo dije: ‘eh, este es el momento para pedirle una foto como yo quiero, que me tome una foto con los brazos mirando al cielo. Por eso me puse general ‘San Dúa’, a ver si sacrificándome en la vida, ante la sociedad podía hacer algo. Yo soy el general de la paz, y pienso luchar por la paz, los abuelos y los pobres”, repite el General, con su boca surcada de arrugas y pequeñas manchas rosadas, producto de eternas tardes ante la intemperie y el rayo penetrante del sol bogotano.
 
 
Nació en Caldas, en un corregimiento. Llegó a la capital en el año 80 y con la esperanza de un mejor futuro. Mesero de oficio, vivió de su trabajo durante toda su juventud y parte de su vejez. Es el mayor de 7 hermanos, a quienes ahora busca con desespero –sabe que están en Medellín, pero no cree que estén vivos-.

“Nací en un corregimiento de Pácora, (Caldas), que se llama San Bartolomé. Me crie entre el pueblo y el municipio. Sin embargo, como mi papá no tenía para la educación de tantos hermanos, nos fuimos para Montería y a mí no me gustó. Mi papá estaba buscando una hija y yo apenas pude me fui para Medellín”, asegura ‘San Dúa’.

De acuerdo con él, hace 3 años lo llamaron para cobrar una pequeña herencia. Como no tenía necesidades en esa época y era diciembre no quiso viajar. Tiempo después, mandó a averiguar por el dinero y sus hermanos. De ambos no supo nada.

“Éramos 7 hermanos, 6 hombres y una niña. Cuando me llamaron por la herencia no fui y luego le dije al padre Gabriel que me ayudara. Él averiguó en Medellín por la dirección de los hermanos y no se pudo encontrar a nadie, como si todos estuvieran muertos, no apareció ninguno”, afirma el General, quien tiene claro que si el menor estuviera vivo tendría 82 años.

Fue enamorado y de aventuras. Tanto que ellas le dejaron tres hijos. Sin embargo, solo los conoció cuando estaban pequeños, pero ellos no a él, porque una de las mujeres que tuvo se murió y la otra se fue con otra pareja.

“Eso fue en Buga y Medellín. Es que yo viajaba mucho porque como mesero trabajé en hoteles como el Intercontinental y La Fortaleza. Iba a las Fiestas de la Caña, en Cali y a las de Manizales. Era muy conocido y estimado, siempre trabajaba en buenos grilles y eso. Al reinado que fui, fue el de Luz Marina Zuluaga (año 1958), pero no volví porque los tiquetes de regreso, hotel bien caro, tanto que se aprovechaban y uno compraba cualquier bobada para llevar a la casa pero no se llenaba con eso”, dice ‘San Dúa’.

Vivir en las calles sin drogas

Tiene voluntad de hierro. A pesar de estar en las calles –ama toda marcha, protesta, feria o cualquier evento que requiera de presencia masiva de gente y donde pueda mostrar su atuendo y gritar arengas en favor de los más necesitados-, nunca probó las drogas ni el alcohol.

Asegura que para vivir mucho tiempo, solo es necesario ser feliz y alejarse de los vicios.

“Por ahí fumé unos años, pero como el que no escucha consejos no llega a viejo, un día me dijeron que botara ese veneno y lo hice. Desde ahí nunca más volví a coger un tabaco”, evoca este hombre, quien a sus 91 años tiene una memoria portentosa. Recuerda, con año exacto y precisión, cada acontecimiento ocurrido, con el más mínimo detalle, y lo puede montar en una línea temporal. El General tiene una mente prodigiosa.

Se acuerda por ejemplo, de cada foto en la que ha posado para miles de estudiantes y ciudadanos, quienes lo ven como un ícono bogotano. Lo han visitado, en el Parque Santander, que convirtió en su fortín, de casi todas las universidades para hacerle vídeos y porque saben que lucha por la paz. Así fue como encontró su destino.

“Entonces cuando empecé a hacer propaganda en un desfile con un vestido azul y rojo me llamaban Rojas Pinilla, y capitán, y ahí decidí ponerme general ‘San Dúa’ buscando la entrevista que me hicieran alguna pregunta, como: ¿usted es general? Para responder, sí señor, legítimo general, pero no del gobierno de Colombia que es el más cochino de Suramérica con leyes inhumanas, me creo un general de las leyes de Cristo, su hijo”, le respondió a un estudiante, en una presentación del Festival de Teatro, que en esa época organizaba Fanny Mickey.

Aunque afirma que él nunca fue habitante de calle, sino que vivía en el asfalto por gusto propio y reconocimiento, decidió dejar de aguantar frío sobre la banca de la Avenida Jiménez, con carrera Séptima, porque no se quiere morir allí. Se siente enfermo, sabe que los años de buena salud se alejaron.

“En el parque duré como mes y medio larguito, que fue cuando me enfermé y ahí me llevaron al Hospital Santa Clara. Yo no dormía en la calle porque me quedaba en albergues y ‘pagadiarios’, pero me aburrí porque en todos me robaban, tal vez con la ilusión de que yo era muy conocido, tenía muchas cosas, y me robaban y además eran anti higiénicos. Me siento ya aburrido y cansado de la vida. Toda la gente que me pregunta, le digo que yo quiero al 70 por ciento la muerte y 30 por ciento la vida. Tengo muchas enfermedades que me atormentan, me duele un ojo, me duele un pie. No me quiero morir en la calle”, sentencia mientras aprieta los anillos de metal grande, que tiene en su mano izquierda. No se le asoma ni una lágrima. El dolor, por lo menos del alma, ya no le hace mella.

En Bogotá lo quieren como a nadie. Tanto que el 15 de agosto, cuando cumplió años, le hicieron una fiesta de celebración en la que estuvo hasta la estatua de Bolívar. Cantó el ‘Happy Birthay’, comió torta y sonrió todo el tiempo con los ‘Ángeles Azules’. Fueron ellos quienes lo convencieron de que pasara la noche bajo un techo, donde lo consintieran.

“A los ‘Ángeles Azules’ yo los quiero mucho. Ellos se han portado muy bien conmigo y llevaban varios años invitándome a los albergues. Siempre les decía que no, porque a mí no me gustan esos lugares, pero al final acepté. Aquí en el Centro (El Bosque), me tratan muy bien y me dan muchas cosas buenas”, finaliza el general ‘San Dúa’, quien decidió dejar las calles el sábado en la tarde.

Vive en una dualidad constante. Sabe que su salud no es la mejor, pero extraña ser un personaje del centro de la ciudad. La calle es tan suya, como el general de la calle.

 
 
Facebook

Página 1 de 25

Noticias Recientes
Familia 19 Octubre 2018

En noviembre, Bogotá celebrará la ´Semana del Buen Trato´

En noviembre, Bogotá celebrará la ´Semana del Buen Trato´
Bogotá, octubre 19 de 2018. Con una nutrida agenda y activi...
Ultimas Noticias 19 Octubre 2018

Semana del Buen Trato 2018

Semana del Buen Trato 2018
Semana del Buen Trato 2018 Del 19 al 25 de Noviembre Conoce...
Otros 18 Octubre 2018

Primer foro live de la Secretaría Social 2018

Primer foro live de la Secretaría Social 2018
La Secretaría Distrital de Integración Social ha programado...
Footer