SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

 

 
Agosto 14 de 2018. Más de 150 personas mayores de las localidades con territorio rural de Bogotá como Santa Fe, Chapinero, Suba, Ciudad Bolívar y Usme participaron de un encuentro intergeneracional rural donde se reconoció la identidad campesina y diversidad cultural en la localidad de Sumapaz.

A través de un intercambio de saberes, costumbres y tradiciones, en un escenario de encuentro y reconocimiento intergeneracional en el corregimiento de Betania se adelantó la actividad que permitió compartir entre niños, jóvenes y personas mayores en un mismo escenario.

Con una actividad rompe-hielos, liderada por la Secretaría Distrital de Ambiente inicio el encuentro que se desarrolló en cinco estaciones: un recorrido ambiental donde se promovió un dialogo con los estudiantes y las personas mayores frente al ecosistema prevalente en el territorio de Sumapaz.
 
 

En la segunda estación los participantes a través de un registro fotográfico desarrollaron un diálogo en relación con el territorio rural donde construyeron una memoria rural.

Después participando de un recorrido virtual liderado por la secretaría de ambiente las personas mayores pudieron identificar los ecosistemas existentes en Bogotá y la experiencia significativa que viene trabajando el distrito en la Localidad de Ciudad Bolívar.

Por último, a través de actividades lúdicas pedagógicas el grupo Auambari de secretaria de ambiente adelantó una plenaria de experiencias donde se promovió el intercambio de saberes ambientales por parte de las personas mayores de Sumapaz y las localidades invitadas.

De esta forma, la Secretaría Social fortalece los espacios de aprendizaje, participación e inclusión de niños, jóvenes y personas mayores promoviendo la construcción de una ciudad mejor para todos teniendo como fundamento el respeto y la solidaridad intergeneracional.

Cifras

Es importante resaltar que el 76% de Bogotá corresponde a territorio rural, que comprende un complejo de áreas eco-sistémicas y paisajísticas donde confluyen cerros, páramos, parques naturales, sabanales, quebradas, humedales; con un modo de vida social y familiar que por muchos años ha tenido en esta área su principal lugar de asentamiento, con sus propias culturas y costumbres, en el cual los roles contienen imaginarios positivos, los cuales se asocian de manera directa a la construcción de autonomía, la participación, la herencia de saberes y prácticas campesinas por parte de las personas mayores.

Desde la Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez-PPSEV- se marca una mirada territorial, abordando las potencialidades y las dificultades que afrontan las personas mayores en la ruralidad, reconociendo los factores productivos, como los factores históricos, sociales y políticos, donde se valora la manera como los mayores construyen sus interacciones, vínculos familiares, culturales, económicos y sociales; además de la articulación con el territorio que habitan, del cual depende su sustento y sus formas de vida, creando formas amables de interacción y cuidado y defensa de los territorios ambientales.
 

 
 
Facebook

Twitter

 

 
Bogotá, agosto 13 de 2018. Con estas palabras Rosalba Ramos, una cundinamarquesa de 62 años, describe su paso por los Centros Día, y cómo el servicio social de atención integral a las personas mayores ha transformado su forma de vivir la vejez.

Rosalba se considera una mujer ‘echada para adelante’. En su juventud trabajó en el campo cogiendo café. Es madre de cuatro hijos y la menor de 13 hermanos; puntual, carismática, disciplinada y fiel creyente en Dios.

Vive en la Alquería, en una casa familiar donde se la pasaba la mayor parte de su tiempo, lo que en ocasiones era una desventaja debido a que como lo manifiesta ella, "mantenía bastante desinformada y ocupada haciendo los oficios de la casa".

Rosalba no era consciente que la vida iba pasando y estaba desaprovechando aquellos servicios que presta la Alcaldía de Bogotá para beneficiar a las personas mayores y ayudarles a mejorar su calidad de vida. Por fortuna, su madrina de matrimonio le comentó sobre el Centro Día ‘Andares’ ubicado en la localidad de Kennedy, le dijo que era un lugar formidable y que allí se iba a distraer, iba a aprender y a darle un sentido a su vida.

A pesar de las buenas referencias que escuchaba sobre este lugar, erróneamente pensaba que los Centros Día eran lugares parecidos a los ancianatos, donde solo asistían aquellos adultos mayores con determinado grado de dependencia. Sin embargo, decidió darse la oportunidad de vivir una experiencia nueva y asistió en un viernes de ocio a este espacio, donde jamás pensó encontrar todo aquello que necesitaba para ser feliz, distraer su mente y sentirse rejuvenecida.

Luego de entrar, conocer y sentirse acogida por los profesionales de la Secretaría Social que allí trabajan, ya no se quería marchar. Se dio cuenta que es un "lugar muy especial", donde les enseñan la manera adecuada de alimentarse, a cuidarse, quererse y levantar la autoestima, la manera de comportarse con la familia, entre muchas otras cosas.

Pues, Rosalba hace énfasis en que "cuando uno pasa los 50 años piensa que hasta ahí le llegó la vida y que ya está viejo para hacer otras cosas, pero aquí le enseñan a uno que no es así y cambia ese pensamiento; aquí nos hacen tomar conciencia y entender que la vejez es importante, que es el momento apropiado para vivir y disfrutar aquello que tal vez no se hizo en la juventud".

Por ello, estando en Centro Día ha mejorado su salud, su presentación personal, la forma de ver la vida y tratar de estar activa todos los días; dado que cuando estaba en su casa anhelaba encontrar y llegar a un lugar así donde “más allá de estar pendiente de mis hijos y mis nietos, pudiera estar pendiente de mí, pensar en mi bienestar y aquello que puedo hacer para mejorar mi calidad de vida; para tener una vejez digna, feliz y activa”, dice Rosalba con sentimiento.

Fue una experiencia significativa que le cambió la vida, estando ahí lograba olvidar por unas cuantas horas los problemas económicos, familiares o de salud que en ocasiones la agobian; razón por la que invita a las personas mayores a hacer parte de este tipo de proyectos, porque "desde que uno ingresa a los Centros Día respira un ambiente diferente".

Y no solo eso, allí hizo bastantes amigas y amigos que le aportaban a su vida, hace referencia a los profesionales que siempre son atentos, respetuosos, afectivos; que sin importar la hora están dispuestos a escuchar, comprender y dar un consejo en el momento oportuno. De ese modo, todos los aprendizajes obtenidos en el Centro Día los ha ido aplicando en su vida diaria.

Con alegría expresa que “estos espacios son una bendición de Dios ya que a esta edad el encierro lo va a acabando a uno”. Lo que más le gustó del Centro Día fue el ejercicio, interactuar y socializar con las otras personas, lo que ha hecho que ahora sea una persona más extrovertida, logrando ocupar su tiempo libre, realizando actividades que aportan a su mejoramiento continuo.

Hoy en día, después de haber vivido más de medio siglo, tiene una vida más activa y satisfactoria; su vida ya no está basada en la monotonía, ha puesto en práctica la actividad física y tener una alimentación saludable.

En sus ojos y su forma de hablar se ve la alegría que siente de haber sido parte del Centro Día ‘Andares’, por lo cual hizo una grata invitación. “A todos aquellos que no tengan un motivo en su casa para sentirse vivos y satisfechos, tengan un problema, se sientan encerrados o sientan que se les está yendo la vida, los invito a venir y ser felices aquí”.

Cabe destacar que su paso por el Centro Día fue de gran ayuda porque de allí salió una Rosalba nueva, que tiene ganas de seguir viviendo y construyendo una vejez tranquila para ser 100 por ciento feliz.

Todo esto, gracias al desarrollo de este tipo de iniciativas planteadas y ejecutadas por la administración del alcalde Enrique Peñalosa, donde se logra la inclusión y pro actividad de los adultos mayores en la sociedad, construyendo así, una ‘Bogotá Mejor Para Todos’.
 

 
 
Facebook

Twitter

 

 
• 2.200 millones de pesos se invirtieron en la construcción del Centro Día ‘Luz de Esperanza’, que beneficiará a las personas mayores de 60 años en Engativá.
 
• En lo corrido de la administración ‘Bogotá Mejor para Todos’ se han atendido a 15.361 personas mayores en ‘Centros Día’.

Bogotá, agosto 10 de 2018. Con una inversión de más de $2.200 millones y un tiempo récord de construcción, de 10 meses, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, entregó a las personas mayores de 60 años de Engativá un nuevo ‘Centro Día’, en donde podrán participar de actividades psicosociales, artísticas, lúdicas y recreo-deportivas, mejorando así su calidad de vida.

Con un área de 700 metros cuadrados se brindará una atención integral con actividades físicas (pilates, gimnasio, rumba aeróbica, juegos de mesa, entre otros), actividades manuales (educación ambiental, artesanía, entre otras), actividades artísticas (teatro, danza folclórica y contemporánea, canto), y participación de encuentros de desarrollo humano orientados a su actual ciclo vital incluyendo encuentros con familias y cuidadores, con una capacidad de 156 cupos.

Entre enero y junio de 2018 hemos atendido 9.193 personas mayores en los Centros Día fortaleciendo su participación, capacidades y potencialidades para mejorar su calidad de vida.

Gracias al plan de desarrollo ‘Bogotá Mejor Para Todos’, la ciudad arrancó con una buena noticia luego de la aprobación en el Concejo Distrital de tener la ‘Estampilla para el bienestar del adulto mayor’, como recurso de obligatorio recaudo. Con los recursos de esta estampilla se ha garantizado, en lo corrido de esta administración, la atención integral de 15.361 personas mayores a través de los 22 Centros Día, y de 2.200 personas mayores en los 17 Centros de Protección Social.
 
 

Adicionalmente, con estos recursos se programó la construcción de siete 7 Centros Día (actualmente en diseño), que ofrecerán 650 nuevos cupos con una inversión de $24.090 millones. Paralelamente se han venido adecuando y mejorando las condiciones locativas de 5 Centros Día con una inversión de $2.073 millones.

De otra parte, se logró ampliar la oferta de estos servicios a los días sábados para cumplir con el sueño de muchas personas mayores de ingresar al Centro a compartir y vivir experiencias.

De esta forma, en la ‘Nueva Bogotá’ se avanza en la construcción de una ciudad mejor para todos, que garantiza a los mayores, espacios adecuados y en óptimas condiciones donde puedan desarrollar sus actividades sin ningún riesgo y en donde potencialicen todas sus capacidades para una vejez digna, activa y feliz.

¿Qué es el servicio social Centro Día?

El servicio social ‘Centro Día’ hace parte del proceso de consolidación de la Política Pública Social para el Envejecimiento y la Vejez en el Distrito Capital 2010 – 2025 (PPSEV), que busca a través de la atención integral, del acompañamiento social y del apoyo interinstitucional entregar herramientas pedagógicas, lúdicas, recreativas y artísticas para la promoción de la autonomía, la consolidación de redes de apoyo y la participación continua que permitan a la población mayor de la ciudad tener una vejez diga y un envejecimiento activo.

Logros en vejez

• En esta administración el Concejo aumentó el presupuesto para las personas mayores en un 43% pasando de $468.695 millones en el anterior cuatrienio a $667.960 entre 2016 y 2020.
• En 2017 la Secretaría Social amplio en 2.000 nuevos cupos de apoyos económicos para personas mayores de 60 años en condición de vulnerabilidad. En lo que va corrido del 2018 se han atendido 142.758 personas mayores con la entrega de apoyos económicos
 

 
 
Facebook

Twitter

 

 
Bogotá, agosto 10 de 2018. A sus 72 años, con 4 hijos, viudo, con su madre, de 90, enferma y una hermana con discapacidad que cuidar, Pablo Emilio Forigua Angulo, sigue viviendo cada día como si fuera el último. Irradia esperanza y vitalidad por cada uno de sus poros y en su hablar expresa nuevos aprendizajes.

No se da por vencido. Decidió estudiar informática en un Centro Día y así adquirir conocimientos para comunicarse con sus 4 hijos, quienes viven todos en el exterior.

“Me comunico con ellos con el correo y las redes sociales, porque un hijo está en Francia, dos en Venezuela y uno en Estados Unidos, todos en convenios culturales. Me pareció interesante ver la parte de computación porque nosotros tenemos un grupo con el que ejecutamos proyectos y la tecnología es importante ahora para nosotros”, asegura don Pablo Emilio, sonriendo. Todo el tiempo sonríe.

“No nos metemos con lo difícil. Pero sí aprendemos sobre Word y Excel porque nos sirve para lo que queremos hacer. A mí me gusta aprender porque es importante y sobre todo participar”, dice don Pablo.

Viajero empedernido, este instalador de máquinas para construcción, estuvo en varios países del mundo, entre ellos Venezuela, antes de regresar a su país. Lo hizo desde hace 8 años y llegó a Engativá. La localidad que hoy vio como Don Pablo, y un centenar de personas mayores más, recibían el nuevo Centro Día, ‘Luz de Esperanza’, para personas mayores.

“Excelente, excelente. Todo inmejorable, me parece que es un regalo magnífico para las personas mayores. Es magnífico, una belleza, lo que tenemos ahora, para poderlo disfrutar con todos los servicios que tiene. Todos los Centros Día son buenos, pero éste es un súper regalo para la comunidad. Hay que participar, el mensaje es participar, porque la Alcaldía ya nos ayuda y nosotros tenemos es que participar”, afirma Don Pablo.

Este lugar, con más de 700 metros cuadrados, se construyó en un tiempo récord de 10 meses y tiene espacios adaptados para realizar ejercicios, estudiar computación y hasta bailar.

El Centro Día ‘Luz de Esperanza’, es el primero de ocho que entregará la administración Peñalosa y que beneficiará a miles de personas mayores.
 

 
 
Facebook

Twitter

 

 
Bogotá, agosto 9 de 2018. Un gran desfile con aires de carnaval, se vivió por las calles de la localidad de Usme, por parte de las personas mayores que residen en la localidad, dando inicio así al mes en el cual se les reconoce como miembros activos de la sociedad y quienes pueden aportar muchos elementos para el desarrollo de la localidad a través de sus innumerables experiencias.

El ‘Mes del envejecimiento y la vejez’ teniendo como lema de campaña ‘Vejez, reflejo de tu vida’, se establece como un espacio en el cual se valora a las personas mayores como actores fundamentales en el entorno familiar y social de la capital del país.

700 personas mayores en compañía de sus hijos, nietos y demás familiares, se dieron cita desde muy temprano en la subdirección local, de Usme–Sumapaz, para desfilar conjuntamente por las calles del barrio ‘El Virrey’ en un desfile intergeneracional, donde con pancartas, disfraces y un desborde de energía, caminaron ante la vista de los transeúntes del sector, recibiendo aplausos, apoyo y demostraciones de afecto, ratificando de esta forma, que las personas mayores de la localidad de Usme se encuentran totalmente empoderadas de su rol como ciudadanos y líderes, quienes aún pueden compartir a través de su experiencia y gran vitalidad y en palabras de una de las asistentes a esta actividad, donde “la edad sólo está en la mente”.
 
 

Posteriormente a esta multitudinaria marcha, las personas mayores bajo el acompañamiento y cuidado de los funcionarios del proyecto ‘Envejecimiento, digno, activo y feliz’, pudieron gozar de una jornada donde bailaron y rieron en una tarde llena de celebración y acompañados de diversos ritmos musicales que amenizaron la jornada; los líderes comunitarios fueron también protagonistas de este día, en el cual recibieron un merecido reconocimiento a su labor y trabajo constante en beneficio de esta población. De igual forma los asistentes recibieron un saludo por parte de las entidades que tienen injerencia en el sector, ratificando así su compromiso con la vejez de la localidad.

El Subdirector local, Alexander González, dio la bienvenida a los asistentes, recordándoles el gran compromiso por parte de cada uno de los funcionarios de la Secretaría Social en cabeza de la Secretaria Cristina Vélez y del Alcalde Enrique Peñaloza por la felicidad y bienestar de las personas mayores de las localidades de Usme y Sumapaz.

Con motivo de la conmemoración del mes del envejecimiento y la vejez, la Subdirección local de Integración Social de Usme – Sumapaz, realizará diversas actividades generacionales e intergeneracionales, en distintos escenarios con el fin de continuar ofreciendo a las personas mayores espacios de bienestar, aprendizaje y sensibilización en promoción de una vejez digna, activa y feliz. 

 
 
Facebook

Twitter

Página 1 de 23

Noticias Recientes
Infancia y Adolescencia 15 Agosto 2018

‘El agradecimiento, el mensaje que me dejan los niños y niñas todos los días’

‘El agradecimiento, el mensaje que me dejan los niños y niñas todos los días’
Bogotá, agosto 15 de 2018. “El que en Bogotá no ha ido con...
Otros 15 Agosto 2018

‘Que saquen los ‘colados’ de los servicios', pidió la comunidad de Tunjuelito

‘Que saquen los ‘colados’ de los servicios', pidió la comunidad de Tunjuelito
· Más de 21 mil personas de la localidad sexta, se benefici...
Infancia y Adolescencia 15 Agosto 2018

Maestras de jardines infantiles a prevenir la violencia y abuso sexual en niños, niñas y adolescentes de Bogotá

Maestras de jardines infantiles a prevenir la violencia y abuso sexual en niños, niñas y adolescentes de Bogotá
Bogotá, 15 de agosto de 2018. Con el compromiso de velar, a...
Footer