SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Cuando los golpes de la vida dejan satisfacciones

 

 
Bogotá, marzo 1 de 2019. “Salimos para el décimo round de la pelea por el título mundial: ataca Pambelé con un recto de derecha y cae Pepermín Frazer… Uno dos, tres, cuatro, se para Frazer, el campeón mundial sigue, vuelve el ataque, una derecha, una izquierda se vuelve a caer el campeón mundial, 4 , 5 6, está en malas condiciones, se vuelve a parar el campeón mundial, va a continuar la pelea, izquierda, derecha y vuelve a caer. Señoras y señores, nuevo campeón mundial de los Wélter Junior, Antonio Cervantes el ‘Kid Pambelé’, primer campeón mundial de boxeo de Colombia”.

Era el 28 de octubre de 1972. Es decir hace 47 años cuando Napoleón Perea, un experimentado narrador de boxeo, a través de la radio hacía vibrar a miles de colombianos con el primer título mundial para nuestro país y para un deportista que se convertiría en una leyenda deportiva.

A esa caja mágica que llevaba las incidencias del histórico combate, una familia de la que hacía parte un niño de escasos 5 años, no solo se emocionaba por lo que escuchaba, sino por la euforia de sus padres.
 
 
 

Desde ese momento y después de tener la oportunidad de ver una y otra vez en blanco y negro por televisión el combate de quien se convertía en su ídolo, sus carros y demás juguetes pasaron a un segundo plano, pues su sueño comenzó a ser el deporte de las ‘narices chatas’.

Desde la raíz de los cerros orientales, barrio Lourdes de la localidad de Santa Fe, el joven Édgar Orlando Ballén Castiblanco, con tan solo 10 años, y con el total apoyo de sus padres, comenzó a asistir al Centro de Desarrollo Comunitario (CDC) Lourdes, escenario deportivo de la Secretaría Distrital de Integración Social, que le abrió sus puertas para iniciar con sus primeros golpes.

Pantalones cortos, humildes guantes, cuerdas para saltar y sacos pesados por el relleno, comenzaron a hacer parte de uno y otro golpe que Orlando daba en la vida y que lo llevaron a sus 12 años a ser campeón nacional.

“Mi primer campeonato lo logré en Neiva quedando campeón nacional. Luego lo logre aquí en Bogotá. Fui a tres campeonatos nacionales infantil, junior y juvenil, pero no alcancé a mayores, pues faltó apoyo, aunque había mucha gente buenísima”, dice Édgar Orlando, mientras observa desde el ring a más de una veintena de niños que lanzan golpes hacia el futuro.

Ballén saltó al profesionalismo. Hizo en Colombia 4 combates y en el exterior 18 de los cuales ganó 9 en los 54 kilos. Panamá, Puerto Rico, Venezuela y varios países de Europa, fueron entre otros la vitrina del pugilista bogotano, quien por varios años tuvo la oportunidad de entrenar con otro de los grandes boxeadores: Miguel, el ‘Happy’ Lora.

Contrario a otros deportistas de esta disciplina, Édgar Orlando, no peleó con sus compañeros de estudio, ni con los vecinos de barrio, “todo fue gusto, un hobbie”, destaca el pugilista, quien fue motivo de burlas de sus compañeros de estudio, quienes no creían que llegaría lejos, pues no disgustaba con nadie.

Pero la vida le cambiaría. La buena formación que le brindó Jesús María Cuéllar el entrenador del cuadrilátero del CDC Lourdes, le permitió estar a su lado por varios años y cuando las dolencias y precariedad de su salud lo llevaron a la muerte, él fue quien lo reemplazó en esa dura tarea de formar niños y jóvenes de escasos recursos económicos y habidos de superación.

Desde hace 12 años y gracias al convenio entre la Secretaría Distrital de Integración Social y el Instituto Distrital de Recreación y Deporte IDRD, el cuadrilátero del CDC Lourdes cuenta con sus servicios.

Hoy habla con propiedad y con el pecho erguido por su carrera como entrenador de boxeo. “En promedio tengo de 40 y 60 personas, entre los 10 y los 40 años, pero principalmente niños y jóvenes de los colegios de la localidad, a quienes capacito en 2 grupos, uno por la mañana y el otro por tarde. Aquí no le cerramos la puerta a nadie”, aseguró.

“Las mujeres de este Centro de Desarrollo Comunitario CDC, sacan la cara por los hombres, pero hoy todos mis muchachos, hacen parte del grupo de deportistas que en mayor número son seleccionados a nivel distrital para las distintas justas deportivas.

Entre los logros, el haber sido campeones en el 2011,2012 y 2013 a nivel distrital por equipos, tengo 3 mujeres selección Bogotá, dos de ellas campeonas nacionales, una medalla de plata en los juegos nacionales 2015, una campeona SUPERARTE (intercolegiados), y este año participaremos en los juegos nacionales” dijo el instructor.

Edgar Orlando Ballén ha visto pasar durante su carrera como tutor, una camada de jóvenes que supera los 200, de los cuales el 20 por ciento son mujeres. No deja a un lado a los niños y jóvenes, que le han dado grandes satisfacciones, pero no duda en calificar a las chicas como grandes guerreras. “Llegan con el propósito de tonificar sus cuerpos a través de la práctica del boxeo y resultan siendo deportistas de alto nivel, gracias al gusto por este deporte y a pesar de no contar con el apoyo de sus familias. En gran parte lo hacen a escondidas, generando problemas en sus casas, pero también puedo destacar que hay padres que las traen, son muy agradecidos porque han visto que este deporte las ha cambiado y algunas mujeres le han bajado a la agresividad. Todos los jóvenes son bachilleres” destacó.

El ramillete de pugilistas lo encabezan entre otras Johana Espitia campeona nacional, segundo puesto en los juegos nacionales 2015 y campeona distrital, Valeria Arboleda Mendoza, campeona Supérate 2018, Leidi Catherine Guiza, subcampeona nacional y campeona distrital, Tina Navarro campeona distrital e interclubes y Camila Córdoba campeona distrital y quien ganó un cupo para el campeonato nacional juvenil.

“Aquí el boxeo se conjuga con el estudio y a pesar que no existe un gran apoyo para llegar más lejos, pues solo contamos con los proyectos de largo plazo del instituto y la liga de boxeo, hay un plan de entrenamiento que nos permitirá este año lograr cometidos como el contar con boxeadores en torneos distritales y nacionales”, concluyó Ballén Castiblanco.

 
Facebook

Noticias Recientes
Vejez 16 Agosto 2019

Doña Lucía: el arte de vivir bien en la vejez

Doña Lucía: el arte de vivir bien en la vejez
Bogotá, agosto 16 de 2019. La Señora Lucía Arminda Velásque...
Otros 16 Agosto 2019

Integración Social ‘pasa revista’ a obras en Bosa y Kennedy

Integración Social ‘pasa revista’ a obras en Bosa y Kennedy
Bogotá, agosto 16 de 2019. Sin importar el sol ni la lluvia...
Vejez 16 Agosto 2019

Integración Social garantiza atención a personas mayores del Centro de Protección ‘Casa Nostra’

Integración Social garantiza atención a personas mayores del Centro de Protección ‘Casa Nostra’
Bogotá, agosto 16 de 2019. A partir de este jueves 16 de ag...
Footer