SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Alba, una mujer triunfadora que le ganó la partida a la violencia armada

 

 
Bogotá, abril 9 de 2019. Era el año 1997 y Alba, quien apenas iniciaba su preadolescencia, le anunció a su mamá, con quien vivía en un barrio popular de Santa Marta, su deseo de irse a vivir a la finca de su padre, ubicada en zona rural del Magdalena.

Sin más espera, en los días siguientes la pequeña ya vivía con su papá, un hombre dedicado a las labores del campo y con la nueva compañera de él. Estaba feliz, le encantaba la naturaleza, los árboles, las frutas, el aire cálido y fresco y sobre todo los animales que siempre le gustaron. Comenzó a estudiar en la escuela de la vereda más cercana en la que era una estudiante sobresaliente.

Un día de regreso a casa un hombre mayor se le acercó y le dijo que la invitaba a dar un paseo pero ella asustada lo rechazó y corrió sin mirar atrás pensando que se había librado de ese desconocido que solo le inspiraba desconfianza. Aquel hombre siguió apareciendo cada vez que salía de la escuela. Era tan insistente que terminó por aceptarle la invitación a tomar gaseosa, se sintió segura porque fue acompañada por una amiga.

Sin embargo, aquella invitación sería tan solo el inicio de una pesadilla que culminó con el secuestro de Alba, quien para entonces apenas alcanzaba los 12 años de edad, a manos de un reconocido paramilitar de la zona, que se había obsesionado con ella.

Al enterarse, sus padres fueron a buscarla a una finca lejana que parecía una fortaleza. Suplicaron a aquel hombre que la regresara a su hogar, que ella tan sólo era una niña. La respuesta que recibieron fueron amenazas de muerte que se cumplirían de manera certera inclusive con los hermanos de Alba.

Así, de manera cínica e inhumana los sacó del lugar exigiéndoles que se olvidaran de ella que para eso tenían otros hijos.

Fueron cuatro meses de horror en los que Alba fue presa de todo tipo de abusos y maltratos físicos y sicológicos. Pensó que moriría, hasta que un vecino la ayudó a escapar pues ya había escuchado que aquel siniestro personaje tenía pensado quitarle la vida.

Alba, regresó a Santa Marta con una tristeza que no le cabía en el cuerpo. Empezó a tratar de vivir otra vez, aunque ya no era la misma. A los pocos años conoció a un joven con quien empezó un noviazgo. A los 16 años se convirtió en mamá y en aquel momento sintió, por primera vez que la vida volvía a cobrar sentido. Entonces se llenó de ilusión y de esperanza porque Lucía, su bebé, le permitía ver la luz otra vez, y le daba la fuerza que necesitaba para seguir adelante.

Han pasado 20 años desde aquel episodio de horror que Alba tuvo que vivir. Aquel monstruo que le arrebató su infancia no pudo robarle su fortaleza, su valor y sus ganas de vivir.

Hoy Alba es una poderosa mujer de 32 años, madre de tres niñas a quienes por cuenta de su experiencia, reconoce que sobreprotege al extremo, pero que son su motor para seguir adelante. Pudo validar su bachillerato con las mejores notas, luego estudió un Técnico en Educación Preescolar. Con sus estudios logró desempeñarse como profesora en su ciudad natal, pero las garras de la violencia quisieron alcanzarla nuevamente, debido a las denuncias que sobre su caso realizó ante la Defensoría del Pueblo.

Llegó hace tres años a Bogotá. Dice que se sintió como “una hormiguita en un gran campo”. De esta ciudad le gusta todo, “hasta los trancones”, dice mientras sonríe.

La capital le abrió las puertas a ella y a sus tres pequeñas que hoy cuentan con 11, 14 y 16 años. Aquí ha hecho de todo, desde vender arepas en un puesto ambulante, hacer limpiezas en casas, hasta ser guarda de seguridad en eventos, gracias a un curso de vigilancia que había hecho en Santa Marta.

Su mayor compromiso es impulsar a sus hijas para que aprendan todo lo que puedan. A que se preparen y sean fuertes e independientes a que consigan sus metas. Para ellas consiguió tres becas de actuación y canto que les otorgó una reconocida academia, porque todas son muy talentosas y gozan de unas voces de soprano maravillosas. También las motiva para que hagan deporte, su segunda hija practica fútbol y es muy destacada en esta disciplina.

Alba sueña con entrar a la universidad porque le gusta mucho estudiar. Piensa que le encantaría ser profesional en educación y que además quisiera estudiar administración de empresas por que su proyecto a mediano plazo es poner un negocio propio del que ella y sus hijas puedan vivir. Se define como una mujer triunfadora, que no se dejó vencer por la violencia, ni por la maldad de los grupos armados; ella renace cada día.

Junto con sus hijas recibe el acompañamiento de la estrategia ‘Atrapasueños’. Las profesionales psicosociales la orientan y le ayudan a hacer más fácil su camino, dice que las considera como verdaderas amigas en quienes confía y a quienes les pide consejo cuando lo necesita.

En el ‘Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Victimas’, historias de vida como las de Alba nos llenan de fe por un presente y un futuro en el que los niños, las niñas y los adolescentes no sean nunca más víctimas de la guerra.

La paz es el regalo que se merece este país que por décadas ha sufrido los dolores del conflicto armado. No olvidar a las víctimas es no olvidar nuestra historia, la memoria permitirá reconstruirnos con mayor fuerza como sociedad y como nación.
 

 
 
Facebook

Noticias Recientes
Otros 21 Agosto 2019

Bogotanos lideraron jornada de limpieza en páramo de Chapinero

Bogotanos lideraron jornada de limpieza en páramo de Chapinero
Bogotá, agosto 21 de 2019. Botellas plásticas, envolturas d...
LGBTI 20 Agosto 2019

Sectores Sociales LGBTI apuestan al empoderamiento y la incidencia política

Sectores Sociales LGBTI apuestan al empoderamiento y la incidencia política
Bogotá, agosto 20 de 2019. Con el propósito de continuar fo...
Infancia y Adolescencia 20 Agosto 2019

‘Una visita inesperada’: viaje mágico en torno a la lectura, en el jardín ‘Nuevos Timanquitos’

‘Una visita inesperada’: viaje mágico en torno a la lectura, en el jardín ‘Nuevos Timanquitos’
Bogotá, agosto 20 de 2019. Como parte de la estrategia peda...
Footer