SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Camilo, el joven con discapacidad que entrena en ‘caballito de madera’ y gana en olimpiadas Fides

 

 
Bogotá, julio 4 de 2019. Mirando hacia el frente, posición erguida, pies firmes y apretados, riendas en sus manos y órdenes impartidas. Son el inicio de una nueva faena para Camilo, quien a diario y por cerca de una hora ejecuta movimientos, figuras y transiciones que deben realizarse sobre los puntos concretos de la zona de competición.

Camilo no va muy lejos, porque su caballo no recorre ni un solo centímetro, no porque no le haga caso o no lo tenga bien domado; su aliado, que es de cuatro patas, silla de madera y un cojín para que no incomode, es simplemente una butaca convertida en su ‘caballito de madera’.

Mientras monta su ’caballito’ en la mitad de la sala de su casa, todo está listo en su cerebro: la imagen de la pista y los obstáculos que debe recorrer y cumplir.

Todo es un imaginario, pero se convierte en el ejercicio ideal que hoy lo ha llevado a ser el mejor de los jinetes con discapacidad en Colombia y representante por nuestro país en distintas justas deportivas a nivel internacional.
 
 

Camilo Mancera Morales, un joven de 18 años con síndrome de Down, hace parte de esa camada de deportistas con discapacidad, que triunfaron durante las pasadas ‘XIII Olimpiadas Especiales Iberoamericanas FIDES’.

Monta a caballo desde hace 4 años y su gran pasión es la equitación. “Los caballos me encantan, cuando monto me encanta el galope y me gusta ganar. Mi caballo se llama Carrao y no le tengo miedo, le doy la panela, lo baño y todo. Lo monto, le hablo al caballo y le digo que vamos a ganar otra vez, lo animo y lo consiento”, dice Camilo.

La equitación es la única disciplina olímpica en donde el jinete y el caballo se establecen como equipo. Es decir, un todo único, lleno de precisión, coordinación de movimientos, mucha confianza mutua, habilidad, destreza, técnica y recíproca preparación física. Es también uno de los pocos deportes en donde los hombres y las mujeres compiten bajo igualdad de condiciones.

Todas las pruebas incluyen varios pasos, movimientos, figuras y transiciones que deben realizarse sobre zonas o puntos concretos de la zona de competición. Deben desarrollarse de memoria y en un tiempo determinado, el cual varía de una competición a otra. La duración en las principales competiciones oscila entre los nueve y los 11 minutos y medio. El tiempo empieza a contar desde que el jinete saluda al jurado para empezar, hasta que lo hace una vez finalizados sus ejercicios.

El jinete debe guiar a su caballo dentro de un recorrido, en el que se hallan distribuidos una serie de obstáculos, cada uno de ellos con características diferentes y los cuales deben franquear correctamente.

De la mano de Camilo, siempre están sus padres, especialmente Lilian Morales, la mamá alcahueta que está las 24 horas al lado del ‘campeón’, quien lo lleva a la Escuela de Equitación Policial ‘Coronel Luis Augusto Tello Sánchez’ y la creadora del ‘Caballito de madera’.

“Para la preparación de mi hijo, no es que tengamos caballo, lo que hacemos es repasar lo que se aprende en la escuela y Camilo lo hace sobre un butaco donde le ponemos un cojín y hacemos de cuenta que es un caballo y trabajamos los giros, movimientos y todo lo que dicen los instructores, ya que yo tomo nota de todo. Y para que coja fuerza, tenemos un caucho con el que hacemos ejercicio durante diez minutos diarios.

Él se demuestra que puede lograr cosas diferentes. Cada día se forma retos y es exigente con él mismo, en su deporte es disciplinado, trabaja en equipo, cumplido y con una gran fortaleza y fuerza emocional y física y es gracias a la Policía que nos ha abierto una posibilidad muy grande como familia, especialmente para Camilo que ha logrado un proceso satisfactorio y cada día aprendemos mucho”, dice la orgullosa mamá.

Por su parte José Mauricio Mancera, el padre del destacado jinete, señala que no es solo montar caballo sino vencer sus miedos, lograr la empatía con el animal toda vez que es impredecible, superarse a uno mismo y ponerse metas más altas.

El padre, quien fue jinete pero de finca, no solo es orgulloso de su hijo, sino de su esposa Liliana, de quien destaca la total dedicación. “Lo lleva a entrenar cada ocho días, se dedicaba a prepararlo en casa en donde le fortalece lo que le enseñan, dentro de un proceso de mucha constancia, lo que lo ha llevado al éxito”.

Finalmente el patrullero de la Policía, Germán Francisco Chitiva, entrenador ecuestre de Camilo desde hace dos años, califica como gratificante y evolutivo el proceso que se ha adelantado con el niño. “Ya estamos compitiendo a nivel de la federación de ecuestres. Hacemos salto y vamos en 70 cms. Ya se superaron los 50. El trabajo es continuo, tres veces a la semana, lo que lo ha llevado a pertenecer a los semilleros de la federación”, asegura el uniformado.

A Camilo se suman 25 personas con discapacidad, entre niños, niñas y adolescentes, pertenecientes a los Centros ‘Integrarte’, de la Secretaría de Integración Social, quienes obtuvieron con mucho esfuerzo y valentía grandes resultados en la ‘XIII Olimpiadas Especiales Iberoamericanas FIDES’, celebradas recientemente.

 
 
Facebook

Noticias Recientes
Discapacidad 06 Diciembre 2019

Jardines que le apuestan a la inclusión para mejorar la calidad de vida de los niños y niñas con discapacidad

Jardines que le apuestan a la inclusión para mejorar la calidad de vida de los niños y niñas con discapacidad
Bogotá, diciembre 6 de 2019. En los jardines infantiles del...
Discapacidad 06 Diciembre 2019

¡La discapacidad no tiene límites! El Distrito les cumplió a los bogotanos

¡La discapacidad no tiene límites!  El Distrito les cumplió a los bogotanos
Bogotá, diciembre 5 de 2019. La Secretaría Distrital de Int...
Otros 05 Diciembre 2019

Secretaria Gladys Sanmiguel, invitada en evento de migración en Washington

Secretaria Gladys Sanmiguel, invitada en evento de migración en Washington
Bogotá, diciembre 5 de 2019. Bogotá, con la crisis migrator...
Footer