SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia

 
Bogotá, septiembre 20 de 2017. Durante el informe presentado sobre la ejecución de la Política Pública de Habitante de Calle en la Comisión Séptima del Senado de la República, el subsecretario de la Secretaría de Integración Social, Richard Romero Raad, aseguró que ha sido el gobierno del alcalde Peñalosa el que más recursos ha invertido en materia de atención a los habitantes de calle con una cifra que ascienda a los 277 mil millones de pesos para el cuatrienio. 
 
“Desde la Secretaría Social realizamos una atención diaria de abordaje al habitante de calle en los sitios que frecuentan así como, un trabajo preventivo para evitar que las personas que no lo están puedan tener el riesgo de habitar calle. Personas que han sufrido maltrato y que consumen drogas son poblaciones con alto nivel de riesgo para habitar en las calles. Con ellos hacemos énfasis para evitar que estos y otros factores externos los precipiten a la calle”, indicó el funcionario.

Para el alcalde Enrique Peñalosa, la atención de los habitante de calle es de vital importancia y es por eso que la Secretaría de Integración Social ha incrementado sus recursos en un 60 por ciento para optimizar los servicios de atención a esta población. Además se dio luz verde en alianza con el DANE para realizar el primer Censo de Habitante de Calle el cual brindará mayor información de esta población y permitirá focalizar la atención sobre el tema.

“En la actualidad disponemos entre las dos entidades (SDIS e IDIPRON) de 2.846 cupos de atención. En 2016 atendimos 15.565 habitantes de calle y en lo que va de 2017 hemos atendido 13.251. En las intervenciones del Bronx, cinco Huecos y San Bernardo atendimos 4.262 personas”, dijo el Subsecretario.

Finalmente Romero sostuvo que la Secretaría Social está comprometida en crear una red de apoyo con otras organizaciones para optimizar el servicio a la población de habitante de calle.
 

 
 
Facebook

Twitter
 

 
• La Administración brindará acompañamiento en donaciones para habitantes de calle.

• También se informa que a través de la Secretaría de Integración Social e Idiprón la Administración ayudará a las comunidades que realicen donaciones de alimentos a habitantes de calle.

• Así mismo reitera que unos de sus objetivos ha sido proteger a la población más vulnerable de la ciudad.

Bogotá, septiembre 12 de 2017 (@Bogota). Con el fin de proteger a los habitantes de calle y garantizar el orden en la ciudad, el Distrito hace un llamado para que grupos y comunidades altruistas acojan instrucciones para la donación de alimentos y ropa a esta población en Bogotá.

Así mismo, reitera que se vienen realizando grandes esfuerzos para dignificar al habitante de calle, ofreciendo servicios como alimentación, vestuario, salud, ayuda sicosocial, asesoría sociolegal y ofertas de emprendimiento y productividad, en los centros de atención de Integración Social y en las Unidades de Protección Integral de Idiprón.

“Como Administración reconocemos el trabajo que los ciudadanos hacen de forma particular al ejercer solidaridad con los habitantes de calle, fruto de la misericordia, de convicciones religiosas, altruismo filantropía. Todos los días salimos a organizarlos (a los habitantes de calle) para que aprovechen los servicios que les ofrecemos para ayudarlos a dejar la calle. Tratemos de juntar estos horizontes con el que quieren hacer las personas y entidades privadas para que sean parte de la solución”, explicó Wilfredo Grajales Rosas, director del Idiprón.

La entidad hizo énfasis en que no se niegan estos actos filantrópicos de entregas de alimentos o ropa a los habitantes de calle, pero lo que se busca es que estas organizaciones se acerquen al Distrito y a las instituciones creadas para tal fin, para trabajar de la mano con todas las personas que quieran aportar positivamente a esta problemática social.

“Hacer este trabajo sin orden puede generar problemas, por eso hacemos un llamado a que nos ordenemos. No negamos que la gente haga sus actos de caridad, que haga obras sociales…, lo que queremos es todo lo contrario: siempre hemos invitado a que nos ayuden a resolver esta problemática”, enfatizó el director del Idiprón, quien además concluyó que “los habitantes de calle son víctimas y hay que apoyarlos, hay que atacar el delito, la olla y todo el daño que se hace allí. Por eso atenderlos de forma desordenada perjudica el buen trabajo que se quiere realizar”.

Idiprón es la entidad encargada de coordinar con las instituciones o grupos sociales las entregas de donaciones a los habitantes de calle. Para eso habilitó el correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. con el fin de llevar a cabo con éxito futuras acciones de ayuda social.

De esta forma el Distrito respalda a la Policía Metropolitana como institución que propende por dar orden en la calle y afinamos con ellos las estrategias necesarias para rescatar y proteger a la población vulnerable de la ciudad.
 

 
Facebook

Twitter
 

 
Bogotá, agosto 29 de 2017. ¡Dios mío!, fue la expresión de Girleza Santamaría, hermana de don Gildardo, cuando lo vio sentado al lado de su amigo fiel, Cody, un perrito criollo que lo acompañaba en una de las salas del Centro de Atención al habitante de Calle ‘El Camino’. 
En este lugar Gildardo ha recibido el cariño y la atención necesaria después de aceptar la ayuda de los ‘Ángeles de la Calle’, de la Secretaría de Integración Social.

Gildardo Santamaría, campesino de Mistrató (Caldas), pasó del anonimato y se hizo viral después de que el pasado 27 de agosto protagonizara un suceso donde resultó agredido. Paradójicamente este lamentable hecho fue la oportunidad para que Gildardo recobrara a su familia, tras 15 largos años de infructuosos intentos y llamadas en vano para ubicarlo.

“Nosotros a dónde no lo buscamos, en Medellín. Aquí en Bogotá, en muchas ciudades, pero nada. Yo realmente ya lo daba por muerto”, manifestó sollozando Graciela Santamaría, luego del reencuentro.

Atropellado por un carro, soportando las inclemencias del clima y la rudeza de la calle, Gildardo sobrevivió. Como él dice: “no estoy muerto porque mi Dios es muy grande”. Aun reponiéndose de las heridas recibidas Gildardo cantó ' La Cama Vacía’ y otros temas que le recuerdan su pasado en el departamento de Risaralda al lado de su familia, aquella que estaba a punto de ver.

Zulibed Zea, sobrina de Gildardo, lideró a la familia que viajó desde Belén de Umbría, con la colaboración de la Policía Nacional, para reencontrarse con su tío.

Presurosa se bajó del vehículo con ansiedad y nerviosismo y se dirigió junto con su familia, a la sala donde se fundieron entre abrazos y sollozos para sellar el fin de una agonía de casi dos décadas. Luego de unos minutos en un momento íntimo la familia se reunió para dar rienda suelta a sus sentimientos encontrados por el reencuentro.

“Esto es algo maravilloso, agradezco al Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa Londoño, a Integración Social, que me lo acogieron y que cumplen una función maravillosa con personas que como mi tío por diferentes circunstancias convierten la calles de Bogotá en su hogar. Gracias, no tengo como pagarles esto…” dijo con voz entrecortada Zulibed.

Por su parte, Miryam Cantor, subdirectora de Adultez de la Secretaría de Integración Social, sostuvo que se está brindando el acompañamiento y atención que necesita Don Gildardo. “Ya se le gestiono de nuevo su cédula de ciudadanía y haremos lo posible por llevarlo al médico para tener un nuevo control en relación con su situación. Permanecerá acá el tiempo que quiera permanecer y lo estaremos acompañando en las diferentes situaciones que se vayan presentando y que deban ser resueltas”, declaró la funcionaria.

De esta manera el hogar ‘El Camino’ fue el sendero que marco el regreso de Gildardo al seno familiar, guiado por unos ‘Ángeles de la Calle’ que trabajan incansablemente para que más historias como esta lleguen a un final feliz.
 

 
Facebook

Twitter
 

 
Bogotá, septiembre 8 de 2017. Cada vez que un habitante de calle llegaba a las manos de Luis Eduardo Ortiz, decenas de piojos morían y un nuevo rostro salía a la luz.

Él, quien fuera el peluquero de los temidos sectores de ‘El Bronx’ y el ‘Samber’, pasó tanto tiempo entre habitantes de calle que, con el tiempo, se fue convirtiendo en un más de ellos a pesar de ser una persona estudiada y con principios. No pasó mucho para que la cobija llegara a su espalda y el hambre y el frío a su ser.

“Duré en las calles trabajando con población de habitantes de calle más de 30 años. Sin embargo, hace seis meses decidí iniciar este proceso porque prácticamente estaba volviéndome habitante de calle. Uno va perdiendo uno los principios, el autocuidado y el crecimiento personal. Tomé la decisión cuando ya prácticamente estaba de habitante de calle”, asegura mientras introduce uno de sus dedos en la tijera. La misma que lo acompaña desde que era un jovencito.

Luis Eduardo, quien fue uno de los 700 exhabitantes de calle que fueron invitados a la misa del papa por el Sumo Pontífice, estuvo hace años en la visita del papa Juan Pablo II y recuerda, como si fuera ayer, la emoción que le despertó en esa ocasión la misa. La misma que sintió ayer cuando, a pocos metros, vio al papa Francisco.
 

“Fue en realidad algo muy emocionante y emotivo. Fue algo fenomenal que no se puede olvidar y donde la lluvia no fue impedimento. Estuvimos muy cerca de la tarima donde él estaba en la eucaristía y el mensaje que nos dejó fue que no nos dejáramos robar la alegría y la paz”, cuenta elevando sus ojos al cielo, como si con la inmensidad pudiera recordar cada instante de tan emocionante momento.

“Pensé y me regocijé con un nuevo cambio y con ese mensaje que él nos da. Salí pensando en que tenía que transmitirlo a otras personas ya que es un empujón a mi proyecto de vida porque uno tiene fe en lo que hace”, afirma Luis Carlos quien está próximo a salir del Centro de Atención Transitoria a trabajar con lo que más sabe hacer: cortar cabello.

Pero ya no cobrará tres mil pesos ni cinco mil, como hacía en ‘El Bronx’ y en el ‘Samber’. Tiene pensado montar una peluquería donde quiere atender a todo tipo de personas. Siente que la palabra del papa Francisco inundó de esperanza su corazón.

“Estoy en el último momento, muy motivado a salir a trabajar. De hecho ya tengo los implementos y empiezo a trabajar en ocho días”, narra, mientras envía un mensaje a los habitantes de calle que aún continúan en el frío asfalto capitalino.

“Les hago llegar una invitación a que sigan un proceso de rehabilitación que es algo muy motivante para cambiar nuestras vidas. Uno se proyecta ante nuevas actividades y tiene un cambio en la forma de pensar y actuar”, finaliza, mientras enreda sus manos en unos ‘dreadlocks’ de un participante afro que le pone su cabellera. Es feliz en lo que hace, en tan solo 7 meses pasó del infierno al cielo y la entrada al paraíso se la dio el papa Francisco.
 

 
Facebook

Twitter
 

 
Bogotá, agosto 28 de 2017. Ocho garrotazos, cinco puntos en la cabeza, varias heridas en su cuerpo y el peor susto de su vida llevaron a Don Gildardo a una ola de sucesos que hoy lo tienen con la esperanza de volver a la vida que hace 15 años se le escapó de sus manos, gruesas y callosas como las tienen los hombres de campo.  
 
Más de 48 horas de insistencia, por parte de los ‘Ángeles Azules’, y una súplica constante para que se dejara ayudar fueron suficientes para que Don Gildardo de Jesús Santamaría Orozco, de 66 años, pasara una noche en una cama caliente y recibiera una cena completa en un plato limpio con compañeros que aplaudían su llegada.

“Ellos me estaban buscando desde el viernes. Yo ya les había dicho que no, porque yo no soy habitante de la calle, yo soy desplazado. No ando ni con loquitos ni consumo drogas. Ando con los animales, porque toda la vida trabajé con ellos. Desde pequeño y hasta que las Farc me sacaron de mi finquita porque le caí mal a un comandante, porque era más diestro con las ‘bestias’. Ya el domingo les dije que sí, para mirar cómo era la vaina, y me parece bonito este lugar, porque hay una huerta y a mí me gusta mucho trabajar la tierra”, asegura don Gildardo, quien siempre, para donde vaya, va acompañado de Cody, su mascota a quien cuidó por cerca de dos meses para sacarlo de una sarna que se lo estaba comiendo vivo.

“El perrito lo iban a botar unos ecuatorianos y como yo quiero tanto los animales, yo les dije que me lo regalaran. Le apliqué una inyección de Ivomec y un purgante, de otro perro que yo tenía, que me habían robado, y con las semanas se fue recuperando. Ya tiene mes y medio conmigo y ya en otro mes está mejor”, sentencia con sus dedos en la sien del animal.

Don Gildardo llora cada vez que recuerda su pasado en el monte. Desde pequeño, cuando su padre le regalaba caballos que él esmeradamente cuidaba y ponía “bonitos”, como él mismo dice’, ha sido un entregado a la tierra y a su pasión equina. Esa misma pasión que lo llevó a Mesetas (Meta), en donde compró una tierrita y con un millón de pesos, cinco caballos. Esos cinco caballos se convirtieron en 15, una vida tranquila y feliz hasta que llegó la guerrilla y lo sacó a culetazos y amenazas, de su paraíso. Ya va para dos décadas exiliado de su hogar.
 

“Ando por las calles de Bogotá es esperando la ayuda del Gobierno. Cada vez que voy me ponen a hacer fila y me lanzan un cheque de $280 mil al año. Yo no les estoy pidiendo regalado, necesito es que me respondan porque yo soy desplazado. Mi sueño es devolverme para mi tierrita y comprar unos caballos y unos animalitos. No me quiero quedar en la ciudad, a pesar de que aquí no he aguantado ni frío ni hambre”, cuenta mientras recuerda que desde que llegó siempre ha andado solo con un camping y unas cobijas, con las cuales se acomoda, en cualquier parte, donde lo coja el cansancio y el sueño.

Luego de que la noticia que protagonizó se volviera viral, su familia lo reconoció y se comunicó con él, gracias la Secretaría de Integración Social. Por una llamada supo que sus hermanos, son 11, continúan vivos y con la esperanza de verlo. Faltan apenas días para que pueda volver a abrazarlos y a fundirse en un añorado reencuentro.

“Para mi familia quiero que sepan que yo estoy bien. Que yo nunca quise molestarlos porque ellos son muy importantes para mí. Que yo si quiero verlos, pero que quiero estar bien, con mi plantecito, con mis animales y mis caballos. Tener mi tierrita otra vez y poder invitarlos. No soy una persona de poner pereque porque siempre he estado acostumbrado a trabajar”. Cierra los ojos, hurga con sus dedos sus párpados y limpia sus lágrimas. Cada vez que habla de su familia solloza. Le duele el alma, le duele haberlos dejado.

Don Gildardo se recupera en el hogar de vida ‘El Camino’. Espera por su cédula y su recuperación médica para continuar con su sueño de volver a su finca. Asegura que se llevará a Cody con él, porque siendo un cachorro aún necesita de sus cuidados. “Podrá correr sin problema en Mesetas”, grita sonriendo mientras le jala las orejas. Es un hombre feliz, en medio de todo, no guarda rencores.

Por su parte, Miryam Cantor, subdirectora para la adultez, aseguró que se continuarán brindando todas las atenciones necesarias para la total recuperación de don Gildardo. “Fue un trabajo fuerte para lograr convencerlo, para que aceptara nuestra ayuda. Desde el viernes estuvimos intentando y no aceptó. Pero ya el domingo en la mañana fue tanta la motivación y la insistencia que le hicimos que dijo que sí. Él se puso muy contento porque es muy afín a la tierra y como es un espacio campestre, con una pequeña huerta, pues él dice que está feliz y que aquí estará el tiempo que quiera estar”.

 
Facebook

Twitter
 

Página 1 de 19

Noticias Recientes
LGBTI 21 Septiembre 2017

Este sábado gran ´Picnic por la No Discriminación a los sectores LGBT'

Este sábado gran ´Picnic por la No Discriminación a los sectores LGBT'
· El evento se realizará en el parque Nacional Enrique Olay...
Adultez 20 Septiembre 2017

Se incrementaron recursos en un 60 por ciento para atención de habitante de calle

Se incrementaron  recursos en un 60 por ciento para atención de habitante de calle
Bogotá, septiembre 20 de 2017. Durante el informe presentad...
Juventud 20 Septiembre 2017

Empieza en Bogotá la Semana Distrital de la Juventud

Empieza en Bogotá la Semana Distrital de la Juventud
Emprendimiento, presentaciones artístico culturales en tari...
Footer