SDIS
Facebook Twitter YouTube Escudo Colombia
A- A A+

Un ingeniero superhéroe que no tiene capa pero sí mucho corazón

 

 
Bogotá, septiembre 18 de 2019. Camilo, como se llamará nuestro futuro héroe de a pie, es un ciudadano normal, quien vive de las labores diarias que le deja el ejercicio de su profesión como Ingeniero Mecánico y Aeronáutico, además de compartir la vida con su familia y como él lo dice, sin hacerle daño a nadie.

Con frecuencia en sus recorridos diarios al trabajo, Camilo siempre y de carrera como recuerda, observaba la presencia de un hombre de avanzada edad, quien habitaba la calle y que generalmente se acercaba a los vecinos y transeúntes a pedir unas monedas para poder comer o tomar algo. Lo que nunca imaginó nuestro futuro héroe, era que en sus manos estaría la esperanza para un cambio de vida que luego se materializó y ahora le da la oportunidad a este habitante de calle a volver a soñar.

Al otro lado de la calle, estaba Jorge Hernán Mejía, un hombre con barba y muy despeinado, con unos harapos que ya no le permitían tener más mugre de lo normal y una sonrisa de la cual muy pocos dientes aún sanos le quedaban, pero con algo admirable pese a la situación de calle que enfrentaba a diario, Jorge nunca dejaba de sonreír y ser agradecido con aquellos a quienes se acercaba a pedirles ayuda.

“La amabilidad de esta persona, su respeto, valores y la humildad de este hombre habitante de calle, fueron motivaciones para acercarme a él y ayudarlo. Todos los días tenía un impulso para hacerlo, pero a veces el miedo o la simple manera de ver el mundo desde la otra barrera, nos impide dar ese paso y ayudar a aquellos que lo necesitan”, menciona Camilo quien no deja de emocionarse al recordar el día cuando extendió sus manos no para dar limosna, sino para apoyar a Jorge, aquel hombre que pedía a gritos ayuda la cual no solo era dinero.

Hace pocos meses atrás, Camilo cambió uno de esos días cotidianos. Se detuvo en su camino y se acercó a escuchar detenidamente a aquel hombre habitante de calle que siempre estaba ahí, y del cual poco o nada sabía de él. Una conversación que empezó con un simple saludo, terminó con un diálogo en inglés por lo que Camilo no entendía como Jorge, su nuevo amigo, hasta hablaba otro idioma y tenía un carisma tan grande, que la droga y los tantos problemas de la vida habían mermado a alguien, quien mendigaba por las calles.
 
 

Este habitante de calle, era Jorge Hernán, quien a sus 62 años de edad, domina el inglés como él mismo dice, idioma que aprendió desde pequeño gracias a esos rumbos que las locuras de ser joven le dan a la vida. Travesías que lo llevaron a sus 14 años de edad, en pleno auge de la Copa del Mundo México 86, y el cual según Jorge, fue la excusa para aprovechar y salir a tomar rumbo hacia otros destinos que lo pasarían por ‘Tijuana’ y finalmente a su paradero final en San Diego, Estados Unidos.

Allí vivió varios años pero decidió retornar a su país de origen. Su paso por la ciudad de Bogotá, le trajo triunfos y alegrías, pero según él, temas de envidia y daño a otras personas, lo llevaron a tomar decisiones inadecuadas y al consumo de drogas, las cuales finalmente lo arrojaron a habitar la calle y conocer incluso hasta el terror del ‘Bronx’, un lugar que actualmente se encuentra destruido en su totalidad.

“Luego de esa charla en inglés, le dije a Jorge que no le iba a dar limosna pero quería ayudarlo a cambiar la vida que llevaba en calle. Que estaba dispuesto a buscar un lugar en donde pudiera estar tranquilo, sin que viviera en el fuerte frío y lluvia de la calle. Para eso, hice unas llamadas a una amiga que por cosas de la vida ha tenido un familiar con problemas de consumo y quién podría indicarme a dónde acudir”, resalta Camilo.

Luego de tantos intentos, Camilo y su amiga lograron encontrar información sobre los centros de atención que la ciudad tiene para habitantes de calle. De manera inmediata hicieron contacto con un hogar de paso, pero debido a la delicada salud que tenía Jorge, era imposible llegar a ese lugar.

“Finalmente, logramos ubicar un lugar más cercano a donde nos encontrábamos. Era el hogar de paso ‘Cr 35’ de la Secretaría de Integración Social, y le cuento que yo no tenía idea que existían estos sitios en donde había cientos de ‘Ángeles Azules’ como les dicen los habitantes de calle, a esas personas, quienes día a día trabajan llevando ayuda a esta población que tanto lo necesita”, comenta Camilo sorprendido por todo lo que encontró, luego de empezar su travesía ayudando a Jorge.

Camilo, ¿se acuerdan de nuestro héroe?, ahora se convirtió en un ‘Ángel Azul Ciudadano’. Lleva más de un mes compartiendo paso a paso el proceso de recuperación que adelanta su nuevo amigo Jorge Hernán, a quién no deja de visitar en el hogar ‘Cr 35’ y con quién ha generado una amistad inseparable.

Esta semana tuvo la oportunidad de compartir una activad recreativa con Jorge en el mismo lugar en donde días atrás, lo llevó por primera vez, para salvarlo de las calles y la droga. El hogar de paso ‘Cr 35’ al ritmo de música, artistas, médicos, barberos y demás personas se unían para brindarle ayuda a más de 350 habitantes de calle, quienes asisten al lugar, y para el cual hoy Camilo acompañaba y apoyaba a tantas personas con el mismo corazón y cariño como lo hizo con Jorge su buen amigo.

“Estar en un hogar de paso como éste, es sentir y vibrar cada día, amar la vida, es poder llevar esa ayuda de la mejor manera a quién lo necesita. Agradezco hasta el taxista que muy amablemente apareció ese día y nos ayudó a traer a Jorge, y no fue fácil, cuando subes a alguien que con su aspecto y el fuerte olor que deja algunos días sin bañarse puede generar rechazo. Agradezco a todos estos ‘Ángeles Azules’, quienes nos enseñan cada día a ayudar mirando a los ojos y extendiendo una mano amiga de verdad”, afirma Camilo, abrazando y dando apoyo a Jorge Hernán, quien con lágrimas y un gran abrazo agradece por haberlo encontrado en el camino de la vida. 

 
 
Facebook

Noticias Recientes
Discapacidad 06 Diciembre 2019

Jardines que le apuestan a la inclusión para mejorar la calidad de vida de los niños y niñas con discapacidad

Jardines que le apuestan a la inclusión para mejorar la calidad de vida de los niños y niñas con discapacidad
Bogotá, diciembre 6 de 2019. En los jardines infantiles del...
Discapacidad 06 Diciembre 2019

¡La discapacidad no tiene límites! El Distrito les cumplió a los bogotanos

¡La discapacidad no tiene límites!  El Distrito les cumplió a los bogotanos
Bogotá, diciembre 5 de 2019. La Secretaría Distrital de Int...
Otros 05 Diciembre 2019

Secretaria Gladys Sanmiguel, invitada en evento de migración en Washington

Secretaria Gladys Sanmiguel, invitada en evento de migración en Washington
Bogotá, diciembre 5 de 2019. Bogotá, con la crisis migrator...
Footer