Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

En blanco y negro, la vida del empírico fotógrafo León Jairo

 

  • Su mirada profunda que esconde detrás de sus lentes, y la forma de  sujetar la cámara fotográfica reflejan su histórico paso por las grandes ligas de la fotografía.    
  • Hace más de un año, León Jairo llegó a los servicios de la Comunidad de Cuidado del Bosque Popular donde recibe atención y disfruta de las actividades artísticas y culturales.  
  • Actualmente, la Secretaría de Integración Social atiende en este servicio a 100 personas mayores en Bogotá.  

 

Bogotá, D.C., 20 de enero de 2023. No es poema, no es protesta, no es canción, es un quejido de dolor, arrancado de raíz de mi vereda sin parcela, soy labriego, soy campesino fatigado por andar de la violencia huyendo”, dice León Jairo Álvarez, en un trozo de su poesía Colombia Herida, un escrito que realizó en momentos de soledad, meditación e inspiración que rememora hoy, a sus 81 años de edad, en la Comunidad de Cuidado de Bosque Popular de la Secretaría de Integración Social.   

La capacidad para potenciar su  expresión verbal fue siempre de la mano con su  disposición de percibir el mundo de una manera diferente, de encontrar elementos atractivos donde no los había y capturarlos a través de la fotografía en la antigua Plaza de Bolívar.  

De su talento para escribir,  recuerda con nostalgia  como en el año 1991, en los rincones de la casa en que vivía en el barrio Las Cruces, logró componer y organizar las ideas que luego plasmaría en su Colombia Herida.  

Ya no busca el lente de la cámara para retratar a los turistas que visitaban el centro de Bogotá y que, en algún momento, le abrieron la puerta al éxito como fotógrafo empírico de importantes periódicos como El Bogotano y de la reconocida orquesta Los Tupamaros.   

Con el tiempo, la mirada de León Jairo empezó a buscar otros horizontes, a lidiar con una demencia temporal y a aprender a convivir con ella. A esta condición  se unió la falta del calor de un hogar, de un sitio donde pasar la noche y recibir sus alimentos.  

 

 

Como si estuviera replicando las rimas de su  poema: “... y yo, desadaptado en la ciudad, pálido, desnutrido y tembloroso todavía por el desastre horrendo y fijo, sin comida, sin camisa, sin escuela…”León Jairo aprendió a cuidarse y a buscar sitios seguros para pasar sus días y sus noches, cerca de una estación de policía, de un hospital o una cafetería e incluso de la  Terminal de Transporte, en un pequeño espacio que ocupó por mucho años  

Antes de llegar a los servicios de Integración Social, León Jairo recibió el llamado de una pareja de amigos para que viviera con ellos en el vecino municipio de Soacha. 

Sus problemas de salud mental y los síntomas de esquizofrenia salieron a flote antes de llegar a esta Comunidad de Cuidado, razón por la cual estuvo en la Clínica San Bartolomé y, después, en la Remy. 

Después de la atención médica, León Jairo llegó  en diciembre de 2021 a esta Comunidad, luego de que dos profesionales de los servicios de Integración lo trasladaran hasta este sitio. 

“La verdad vivo muy feliz, pues el trato de todos en general es muy bueno, tenemos la posibilidad de que nos transportan al médico y la bendición de ir al odontólogo para que me realicen mi prótesis”, señala León Jairo, luego de recordar su  infancia y, en particular, a sus padres. 

Inti Benavides, instructor del Hogar Comunidad de Cuidado Bosque Popular expresa: “Don Jairo en lo que más participa es en un taller de tertulia que se realiza en el hogar; él es uno de los participantes más activos porque tiene la oportunidad de expresar y declamar partes de su poema,  de esta manera, se abre la participación de todos y el entusiasmo por hablar y contar pasajes de sus vidas”.  

Los momentos de depresión los contrarresta con las actividades de pintura, los cursos de artesanías y juegos de mesa. Y, claro, con algunas líneas de su poesía: El remedio no lo conozco,  olo conozco, pero recomendarlo sería un poco peligroso porque donde no lo llegue a asimilar bien el organismo resultaría fatal y desastroso.  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con la ‘salsa’ del tango, Rosalía cruzó las fronteras de su imaginación

 

  • Los escenarios, las luces y los vestidos cómodos pero sensuales estuvieron presentes en la vida artística Rosalía Riveros, la campeona nacional e internacional de salsa y tango que llegó a los servicios de Integración Social a contar sus historias, a impregnar vitalidad y a recibir apoyo de su nueva familia.
  • Su última aparición en los escenarios la realizó en el video de la agrupación Bacilos “Toca Madera” en el que Rosalía demuestra sus aptitudes de bailarina de tango y sería para ella una alerta a sus problemas de salud.

Bogotá, D.C., enero 05 de 2023. Su entrada es impecable, su sonrisa brilla más que mil estrellas juntas, la música suena y la exactitud en sus pasos avisa el comienzo del show.  El garbo de Rosalía, a sus 63 años de edad, y la sensualidad en sus movimientos llenan de admiración a un público que expresa con aplausos el derroche de energía en el escenario.  

Para Rosalía Riveros, nacida en Bogotá y orgullosa de esta ciudad, su pasión por el baile empezó, de manera empírica, a los 14 años, pues, para esa época no tenía la posibilidad de ingresar a una academia o de copiar pasos de alguna coreografía. El primer acercamiento con el baile lo logró a través de la salsa y, luego, llegó lo que sería su más grande pasión: El tango.

 

Su vida artística la inició en la Salsa Vieja Guardia Antillana, pero tan pronto conoció la interpretación de instrumentos como el bandoneón, el piano, el violín, la guitarra y el contrabajo su afición la encontró en otro ritmo. “Me dio mucha alegría conocer del tango, porque fue un reto que me hizo el mejor bailarín de tango de todos los tiempos, el Che Arango, quien me dijo que si yo lograba coger cinco pasos en diez minutos tendría la oportunidad de ser su pareja y así fue”, recuerda Rosalía.

Su aprendizaje y su carrera artística crecía en paralelo; comenzó a bailar en los lugares de tango más reconocidos de Bogotá, como fue “La Peña Esquina del Tango” espacio en el que recibió grandes reconocimientos por su disciplina y su compromiso que tanto la han caracterizaron y que, finalmente, la catapultarían hasta obtener el primer puesto en el concurso de Mambo en la Plazoleta de las Nieves en 1981.

Pero sus triunfos estarían más allá de la capital del país, tras obtener el primer puesto en el Campeonato Internacional de Tango en 1990, una competencia que albergó a 25 parejas de todo el mundo por la disputa del título a los mejores bailarines en el salón Rojo del Hotel Tequendama.

En medio de fotografías y carteles que resaltan su figura elegante y seductora, esta bailarina de tango rememora que “para esa época no había mucha gente de la capital que bailara estos géneros, por lo general si eran de Medellín bailaban tango y si eran de Cali bailaban salsa, por eso, cuando yo salgo campeona nadie podía creer que una rola fuera campeona de salsa y de tango y, por eso, para mí fue tan importante haber dejado estos títulos para mi ciudad”.

 

Luego llegaron otros concursos para Rosalía como el de “Tango Vía” en 1992 en Manizales, una de las ciudades más conocedoras de tango en Colombia y su emblemático sitio bohemio Mamá Bertha, y el recordado programa del Canal RCN “Exitosos”, espacio en los que también se alzó con los primeros puestos.

El baile representó para Rosalía su mayor pasión y su principal fuente de ingresos; su mundo estuvo rodeado de luces, sitios de arrabales en los que experimentó sus mejores momentos y sus mayores alegrías que combinó con los más difíciles y duros al paso de los años que trajeron algunos quebrantos en su salud.

Hoy comparte sus historias, su energía y alegría con sus compañeros del Centro Día Chapinero que, junto a los servidores de La Subdirección para la Integración Social de Chapinero, se han convertido en sus aliados durante este último año y medio.

“Desde el momento en que entró la señora Rosalía al servicio Centro Día, notamos como ella sobresalía entre todos por su magia, su brillo y su gran talento y, como no, si tiene en su esencia la vena artística, de la que nos ha regalado en las actividades que realizamos para las personas mayores. Además, el Centro Día permite que Rosalía, al igual que todos los participantes, desarrollen sus talentos, se sienta bien consigo mismos y amplíen sus redes de apoyo”, señala Diana Alonso, profesora de Cultura Física Deporte y Recreación del Centro Día.

Hasta hace apenas nueve meses, justo en su último trabajo formal con la agrupación Bacilos, Rosalía sintió fuertes dolores en su espalda que los contrarrestó con medicamentos, como un paliativo para poder continuar con la grabación del video musical “Toca Madera” y no dejar escapar esta gran oportunidad de revivir fragmentos de su juventud.  Esta condición la obligó a visitar su médico y el dictamen no fue muy alentador: cinco discos de la columna vertebral desviados, una hernia discal entre el disco cinco y el seis que la obligaron a detener su vida artística de inmediato.

Sin embargo, para Rosalía recibir este diagnóstico médico se ha convertido en nuevos retos que hoy en día comparte con la nueva familia de los servicios de la Secretaría de Integración Social en Chapinero y la red de apoyo con la que ha logrado ejercitarse, lograr los cuidados y la atención necesaria para realizar nuevas actividades, bajo un apoyo psicosocial para afrontar su condición de salud.

 

 

El emprendimiento que le dio una nueva oportunidad productiva a Yolanda

 

 

  • Las personas mayores del Centro Día Amarú de Fontibón realizaron una muestra de emprendimientos y manualidades, producto de los cursos realizados durante el año.
  • La feria se llevó a cabo en el Centro de Desarrollo Comunitario La Giralda de dicha localidad.

 

Bogotá, D.C., diciembre 26 de 2022.  En una gran jornada, las personas mayores del Centro Día Amarú de Fontibón presentaron el producto de todo un año de trabajo y aprendizajes en tejido con agujas, artesanías nacionales como mochilas, bolsos de mano, porta celulares y documentos, ruanas y hasta hubo espacio para una pequeña muestra gastronómica.

Los asistentes a esta feria pudieron obtener, de la mano de productores, la excelente calidad de artículos realizados por las manos de las personas mayores, quienes a su vez les exponen el proceso para poder llegar a materializar cada uno de los elementos, las técnicas utilizadas y el apoyo que les han brindado desde la institución para mostrar sus avances y el producto final, donde la ciudadanía de Fontibón, los  compañeros del Centro Día Amarú y funcionarios de la subdirección local pudieron apoyar estas iniciativas productivas con la compra de varios artículos que estaban en exposición.

Yolanda, sonriente invitó a todos a visitar su stand, muy nutrido de los productos para tomar elementos calientes de la cocina y el horno en la casa. Ella es una persona mayor y madre soltera que con trabajo y dedicación sacó adelante a tres hijos que hoy en día son profesionales y se apoya con su hija en la fabricación de confección de textiles y bordados con los que aporta económicamente en su hogar.

“Yo antes vivía encerrada en un casa lote, haciendo oficio y no hablaba con otras personas, hasta que uno de mis hijos me comentó que había visto un lugar donde atendían a los abuelos de la localidad y desde que  lo conocí, soy la mujer más feliz de todo lo que me han dado y los servicios de la psicóloga, y los cursos que me han dado y he progresado, toda mi vida me ha cambiado y he salido de todo ese encierro que yo tenía”, aseguró Yolanda.

El objetivo de estos centros de atención a persona mayor y los cursos dictados en las jornadas en que asisten al servicio, ayuda a fortalecer y potenciar las habilidades que las personas mayores tienen.

“He tenido mucho apoyo aquí en la localidad y gracias a esto junto con mi hija hemos podido consolidar nuestra micro empresa en la confección de batas de baño y juegos de cocina, también me gusta cocer en croché, siento que esta feria es muy buena y una oportunidad para dar a conocer nuestro trabajo, me siento muy feliz y entretenida de estar ocupada, ayudar a los demás compañeros”, agregó Yolanda.

Por su parte, los familiares de Yolanda viven muy felices y agradecidos con el Centro Día Amarú porque acogió a su madre y han logrado un cambio en la vida de ella, ya que ven en ella una mujer más alegre y comprometida con los productos que realiza.

Claudia Marcela Chaparro, responsable del servicio de la Casa de la Sabiduría Centro Día Amarú explicó: “Logramos tener la compañía de nuestras personas mayores, donde se mostró el resultado de los talleres como macramé, croché, huerta urbana, cocina, club de lectura, tecnología, tuvieron la oportunidad de llevar a cabo las muestras con respecto al proceso que llevaron a lo largo del año dentro del Centro Día Amarú, esto permite que se lleva a cabo la feria y se evidencian los trabajos realizados por las personas mayores, a su vez el reconocimiento monetario es para fortalecer sus procesos sus iniciativas productivas”.

 

  

Más de 123.000 personas mayores recibieron los servicios de Integración Social

 

  • 95.164 personas mayores recibieron apoyos económicos, 37.933 participaron de la modalidad Centro Día.
  • Uno de los retos inmediatos, en materia de atención a persona mayor, es la reformulación de la política pública.

 

Bogotá, D.C., diciembre 27 de 2022. Como parte de los compromisos con el envejecimiento activo y una Bogotá cuidadora e incluyente, la Secretaría Distrital de Integración Social a través de la Subdirección para la Vejez atendió a más de 123.000 personas mayores en los diferentes servicios que brinda la entidad a esta población.

Para la vigencia 2022, en el servicio de apoyo económico para personas mayores, 95.164 fueron atendidas; en los Centros Día, 37.933 personas participaron de esta modalidad y en las casas de la Sabiduría, 23.833 personas mayores participaron de este servicio.

Para la estrategia Centro Día al Barrio, 14.100 personas mayores fueron beneficiadas con el servicio. Para la modalidad cuidado transitorio día noche, 896 personas fueron atendidas.

Adicionalmente 2.147 personas mayores hacen parte de la comunidad de cuidado, 111 personas mayores fueron atendidas a través de la estrategia cuidado en casa y 1.060 personas mayores recibieron atención socio-jurídica.  

Dentro de los espacios con los que cuenta la Secretaría de Integración Social para atender a las personas mayores se tienen 25 casas de la sabiduría, 20 centros comunidad del cuidado, 5 centros cuidado transitorio día noche.  Otros servicios del portafolio que brinda la entidad están:

  • Los apoyos económicos, los cuales proporcionan un aporte en dinero de $130.000 para personas mayores para mejorar su autonomía y calidad de vida.
  • Servicio Centro Día que opera en casas de la sabiduría con un enfoque de atención integral interdisciplinaria a personas mayores en procesos ocupacionales y de desarrollo humano. Además está el servicio Centro Día al Barrio que brinda atención interdisciplinaria que combina espacios públicos, comunitarios, visitas domiciliarias, instalaciones y equipamientos disponibles en las zonas urbanas y rurales de la ciudad.
  • Acción socio jurídica, la cual presta atención a personas mayores en riesgo o vulnerabilidad social, víctimas de violencia y habitabilidad en calle a través de asesoría socio jurídica, activación de rutas de atención y vinculación a oferta de servicios.

Uno de los retos inmediatos en materia de atención a persona mayor es  la reformulación de la política pública que busca optimizar lo que se brinda hoy a través de la garantía de la promoción, protección, restablecimiento y ejercicio pleno de los derechos humanos de las personas mayores sin distingo alguno, que permita el desarrollo humano, social, económico, político, cultural y recreativo, promoviendo el envejecimiento activo para que las personas mayores de hoy y del futuro en el Distrito Capital vivan una vejez con dignidad, a partir de la responsabilidad que le compete al Estado en su conjunto y de acuerdo con los lineamientos nacionales e internacionales.

 

Llegó la Navidad para 44 personas mayores del Centro de Protección Bello Horizonte

 

  • Con un brindis, villancicos, actividades artísticas y una comida, personas mayores celebraron la Navidad.
  • Luego de la eucaristía y rezar la novena, los participantes del centro disfrutaron de baile, coreografías y canto.

Bogotá, D.C., diciembre 24 de 2022. Un radiante sol acompañó la cálida celebración de Navidad en el Centro de Protección Social, Bello Horizonte, un hogar descrito por participantes y talento humano como mágico, magia que se respira día a día y que hace de este lugar, integrado por 44 participantes mayores (30 hombres, 14 mujeres), una gran familia.

A primera hora se realizó una eucaristía, liderara por el párroco de San Magno de León, Francisco Rodríguez, en donde se recordó la importancia del natalicio de Jesús como parte de una celebración de vida y esperanza.  Acto seguido se rezó la novena junto al pesebre en donde las personas mayores acompañados de maracas, panderetas y tambores, evocaron las costumbres de aquellos diciembres recordada con algo de nostalgia, pero con mucha alegría. Villancicos y peticiones al todopoderoso acompañaron la actividad que se vivió con mucho fervor.

 

Carolina Mora, subdirectora para la Vejez en Integración Social envió un mensaje de Navidad a las familias para hacerse más responsables con las personas mayores y no abandonarlas a su suerte.

“A las familias que tomen conciencia de amar y no abandonar a sus personas mayores, ellos nos acompañaron en vida y es hora de acompañarlos a ellos durante la vejez. Todos vamos camino a ser personas mayores y debemos invitar a la sociedad a que esta etapa de la vida se viva con dignidad”, dijo la subdirectora.

Luego de rezar la novena se llevó a cabo la actividad abecedario musical, allí la integración se dio a través del baile, en medio de coreografías y coros. Esto llevó a que las personas mayores manifestaran su gratitud hacia enfermeros, personal administrativo, de cocina y de servicios generales.

Finalmente se dio paso a un brindis previo al almuerzo navideño, en donde se agradeció por un año más de vida y se procedió a la toma del refrigerio en una mesa engalanada con motivos navideños y en donde el talento humano de la Secretaría de Integración Social, integrado por profesionales de trabajo social, terapia ocupacional, gerontología y pedagogía, acompañaron a las personas mayores reafirmando que el servicio de atención centrado en la persona mayor con énfasis en el cuidado, es la forma por la cual se dignifica la estadía en larga permanencia.

 

Página 1 de 49

Noticias Recientes

Infancia y Adolescencia 27 Enero 2023

Con una calurosa bienvenida recibió El Centro Crecer Mártires a sus beneficiarios

Con una calurosa bienvenida recibió El Centro Crecer Mártires a sus beneficiarios
Con estas actividades realizadas en la unidad operativa se...
Juventud 26 Enero 2023

30.045 jóvenes se han preinscrito al programa Parceros por Bogotá

30.045 jóvenes se han preinscrito al programa Parceros por Bogotá
Bosa, con 5.140 jóvenes, es la localidad con mayor número d...
Juventud 24 Enero 2023

¡Pinceladas de esperanza! Imponente mural realizado con apoyo de ciudadanos que habitaron la calle

¡Pinceladas de esperanza! Imponente mural realizado con apoyo de ciudadanos que habitaron la calle
La Gran Logia de Colombia, Corporación Somos Centro, grafit...