Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

El instructor de natación que les devuelve la confianza y la autoestima a las personas en el CDC Bellavista de Kennedy

  • Cuatro veces al día el profesor Jaime Castañeda se encuentra con 15 personas de la localidad de Kennedy en sus cursos y, cada mes, gradúa a 120 en habilidades básicas acuáticas.

 

Bogotá. D.C., diciembre 9 de 2022. Las clases de natación de Jaime Enrique Castañeda Tovar en la piscina del Centro de Desarrollo Comunitario (CDC) Bellavista de Kennedy son más que un entrenamiento para que las personas mantengan el estado físico y aprendan a estar en el agua sin ahogarse, representan un alivio para la soledad, la depresión y la baja autoestima.

Desde hace diez meses, el instructor del Sena Jaime Enrique Castañeda Tovar, hasta ha llorado con algunos de sus estudiantes, muchos de ellos personas mayores, cuando rompen en llanto en medio de un ejercicio que no pueden hacer y después de hablar con ellos descubre que cargan una historia de dolor y soledad que los limita, pero que, por fortuna se quedan en el agua, cuando por fin comienzan a fluir.

“Mi propósito no es solamente enseñarles a nadar, sino acercarme mucho a ellos en ese espacio de diálogo, compartir, escucharlos, porque en medio de la clase se ríen, comparten entre ellos, y yo tengo la posibilidad de escucharles sus historias y ahí hacen catarsis”, relata Castañeda.

Para las personas que llegan a su entrenamiento de habilidades básicas, pagar un curso de natación es impensable. Muchas de las mujeres y hombres adultos mayores no cuentan con pensión o con un ingreso, algunos de ellos son vendedores ambulantes, carreteros o recicladores. Por eso, poder acceder gratis a esa formación en el CDC Bellavista de Kennedy es todo un logro. Y encontrarse con el ‘profe’ Castañeda, toda una terapia para recuperar la autoestima y valorarse como personas.

“Es la oportunidad para ayudarles a darse tiempo así mismas, y que desde los servicios sociales les brindemos esos apoyos que nunca han tenido, es lo que busca la Manzana del Cuidado de Bellavista, cuidar a quienes toda su vida se han dedicado a cuidar a otras personas”, destaca Elizabeth Fuentes Murillo, subdirectora local para la Integración Social de Kennedy.

Una mujer que se ha convertido en la columna vertebral de la Manzana del Cuidado Bellavista es su coordinadora, Sandra Zorro. Maneja los cursos y las prácticas y cuenta que la natación es uno de los programas que más acogida tiene. “Al mes, se benefician 120 personas. Por curso se inscriben 15 que reciben 10 sesiones de 90 minutos cada una, organizados por edades. Al final reciben certificado del Sena”, comenta Sandra Zorro.

La gran sorpresa es que quienes más aprovechan y hacen uso de este curso son personas mayores de 60 años. “Permanentemente estamos capacitando a personas nuevas, porque la misión es que muchas personas puedan aprender a nadar en el menor tiempo posible”, explica el instructor que tiene la misión de brindar técnicas y herramientas para que sus aprendices puedan desplazarse en la piscina con seguridad.

En sus 25 años como instructor, Castañeda ha pasado por Cajas de Compensación Familiar y otras instituciones en las que ha enseñado natación, pero ninguna como la del CDC Bellavista Kennedy le ha permitido comprobar el aporte de la natación a incrementar o mantener la salud física de las personas y ayudarlas a ganar en su salud mental. “Estos espacios les brindan la posibilidad de sentirse vivos, sentirse todavía útiles para hacer una actividad tan bonita como la natación”, resalta.

Jaime Enrique Castañeda Tovar estudió educación física en la Universidad Pedagógica y orientó su trabajo docente en la natación. Todos los días comprueba los beneficios que produce en las personas que toman sus clases. Como, por ejemplo, el caso de una adulta mayor que perdió a dos hijos y encontró en la natación un escape para poder regular las emociones negativas que le quedaron a causa de esa dolorosa experiencia. Fue toda una terapia.

El 2 de diciembre terminó uno de sus cursos y ese día sus graduandos llegaron con frutas y sencillos presentes para agradecerle, no solo las enseñanzas acuáticas, sino las lecciones de vida.

“Eso es el valor agregado y el pago no monetario que recibe uno como docente, al encontrar las sonrisas y la satisfacción de la práctica que ve uno en ellos. Las caras alegres, las caras felices y agradecimiento porque esta es una labor que no tiene costo monetario para ellos, pero que les deja unas ganancias enormes en su calidad de vida”, menciona el docente Castañeda.

El curso de habilidades acuáticas básicas del CDC Bellavista en articulación con el Sena está abierto para personas de 18 años en adelante, pero quienes más aprovechan son las personas mayores, Hay clases de martes a viernes cuatro veces al día: de 8:00 a 9:30 a. m., de 10:00 a 11:30 a. m., de 1:00 a 2:30 p.m. y de 3:00 4:30 p.m.

 

Noticias Recientes

Infancia y Adolescencia 27 Enero 2023

Con una calurosa bienvenida recibió El Centro Crecer Mártires a sus beneficiarios

Con una calurosa bienvenida recibió El Centro Crecer Mártires a sus beneficiarios
Con estas actividades realizadas en la unidad operativa se...
Juventud 26 Enero 2023

30.045 jóvenes se han preinscrito al programa Parceros por Bogotá

30.045 jóvenes se han preinscrito al programa Parceros por Bogotá
Bosa, con 5.140 jóvenes, es la localidad con mayor número d...
Juventud 24 Enero 2023

¡Pinceladas de esperanza! Imponente mural realizado con apoyo de ciudadanos que habitaron la calle

¡Pinceladas de esperanza! Imponente mural realizado con apoyo de ciudadanos que habitaron la calle
La Gran Logia de Colombia, Corporación Somos Centro, grafit...