Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Juan Luis, el exhabitante de calle que logró unir las voces del “Sí se puede”

 

  • En el infra mundo de las drogas conocí a periodistas, médicos, arquitectos, industriales que, por cosas de la vida, llegaron a la indigencia que ocasiona el consumo incontrolado de drogas. Todos coincidimos en algo: Estar en ese lugar y en esa condición, es estar en el infierno”, expresa Juan Luís al recordar sus 35 años de habitar las calles.
  • A sus 59 años, logró graduarse de abogado en la Universidad Libre con la convicción de realizar su especialización en derecho penal.
  • Su firme decisión y la intervención de la Secretaría de Integración Social, a través de sus servicios para habitantes de calle, fueron vitales para su recuperación.

 

Bogotá, D.C.,  agosto 22 de 2022.  El auditorio de la Universidad Libre fue testigo de uno de los momentos más emotivos y ejemplares para la comunidad estudiantil y para la sociedad en general. En la ceremonia de graduación de un grupo de abogados del alma mater estaba, con su luz propia, Juan Luís Castellanos, ex habitante de calle que permaneció 35 años consumiendo drogas y que, con todos los honores y los reconocimientos, recibió su título que lo acredita como abogado.

Superación, resilencia, empeño fueron claves fundamentales para que Juan Luís dejará atrás tres décadas y media deambulando por tenebrosos sectores del centro de la ciudad, donde la luchó y padeció, como dicen sus familiares, todos los horrores del vicio y del bajo mundo capitalino.

"Estuve deambulando por lugares como El Cartucho, El Bronx y Cinco Huecos, consumiendo droga y viviendo la degradación del ser humano. Haber sido testigo presencial de situaciones criminales como que, por una mala palabra o una mirada, le quitaran la vida a una persona. Sí, porque créanlo o no, aún son personas; claro, en una condición deplorable, indigente y casi infrahumana”, afirmó Juan Luís, luciendo su toga y birrete azul, y en su mano el diploma.

En sus propias palabras, Juan Luis se considera un ‘bendecido de Dios’, pues luego de sortear un accidente que le comprometió una de sus piernas, de ser baleado cerca al corazón, apuñaleado cerca de su cuello, hoy está para contar su historia de vida y ser fuente de inspiración para quienes viven en esta realidad de la calle.   

“Nunca me lo busqué, simplemente lo tuve que vivir por estar en lugares y horas no indicadas y por eso me tocó asumir las consecuencias.  En el infra mundo de las drogas conocí a periodistas, médicos, arquitectos, industriales que, por cosas de la vida, llegaron a la indigencia que ocasiona el consumo incontrolado de drogas.  Todos coincidimos en algo: Estar en ese lugar y en esa condición, es estar en el infierno”.

 

La vida de Juan Luís dio un giro hace siete años cuando, apoyado por sus familiares y bajo el acompañamiento de la Secretaría de Integración Social, inició un proceso de recuperación de hábitos de vida y un camino para desprenderse definitivamente del consumo de drogas en centros como Bakatá y Calle 35.

 “Rehabilitarse no ha sido un proceso fácil, todos los días me levanto con el empeño de recuperar el tiempo perdido y retomar un espacio en la sociedad y en el seno de mi familia; desde que regresé a la vida, me he refugiado en los estudios universitarios y agradezco el apoyo de mis compañeros para salir adelante y poderme convertir en abogado”.

En medio de la ceremonia, el nombre de Juan Luis retumbó en las paredes de este auditorio con el llamado a recibir su diploma como jurista; a su paso, fue objeto de una fuerte ovación al unísono “Sí se puede” en el auditorio Benjamín Herrera y que concluyó con varios estrechones de mano a reconocidos colegas.  Las aulas de esta Universidad Libre albergaron por cinco años a todo un incansable luchador que deja un gran legado para sus compañeros y profesores.    

“Me siento orgulloso y complacido de haberme podido graduar de abogado, en mi querida Universidad Libre que tanto me ha dado, y donde me acogieron como un miembro más, sin discriminación, ni estigmatización alguna. Sólo tengo palabras de agradecimiento con mis compañeros, con el personal administrativo y con los profesores y directivas de mi facultad y de la institución en general”.

Hoy, Juan Luís a sus 59 años de edad, considera que este título es el mayor triunfo de su vida; y confía en que esta experiencia y su testimonio puedan servir de inspiración y ejemplo para otras personas que están sumergidas en las drogas y vicios    Sí se puede.

De acuerdo con las cifras de atención a habitantes de calle, entregadas por la Secretaría de Integración Social, a corte de 30 de junio de 2022, 12.879 ciudadanos recibieron los servicios de la entidad.  

En la actualidad, esta institución rectora de las políticas sociales dispone de 12 centros de atención para habitantes de calle con un total de 2.487 cupos.

 

 

 

 

 

 

Noticias Recientes

Infancia y Adolescencia 09 Diciembre 2022

Pobreza Multidimensional, el tema de debate del III Consejo Consultivo de niñas, niños y adolescentes

Pobreza Multidimensional, el tema de debate del III Consejo Consultivo de niñas, niños y adolescentes
A través de 5 estaciones las consejeras y consejeros aborda...
Familia 09 Diciembre 2022

Conozca y acceda a los servicios gratuitos que el Distrito tiene para las familias de Bogotá

Conozca y acceda a los servicios gratuitos que el Distrito tiene para las familias de Bogotá
Se trata de ‘Familiando por los derechos’, un portafolio qu...
Territorio 09 Diciembre 2022

El instructor de natación que les devuelve la confianza y la autoestima a las personas en el CDC Bellavista de Kennedy

El instructor de natación que les devuelve la confianza y la autoestima a las personas en el CDC Bellavista de Kennedy
Cuatro veces al día el profesor Jaime Castañeda se encuentr...