Secretaría Distrital de Integración Social

A- A A+

Frutos con semillas y tierra fértil de inclusión

 

  • En la Comunidad de Vida El Camino de la Secretaría Distrital de Integración Social, los participantes empiezan a recoger los resultados de la siembra de hortalizas y legumbres, cultivadas en la huerta.
  • Esta huerta resultó ser la mejor de todas las unidades operativas de la Secretaría de Integración Social por tener excelente manejo y tratamiento. El no usar fertilizantes industriales la llevaron a obtener ese premio.
  • Con la estrategia ‘Reverdece’, Integración Social avanza en el proceso de inclusión con los ex habitantes de calle que reciben la oferta de servicios integrales en diferentes unidades operativas.
  • Robinson es uno de los participantes del proyecto y lidera el trabajo en la huerta. Todas las mañanas empieza, desde las 7:00 a.m., junto con otros 6 compañeros, a cuidar el cultivo.

 

Bogotá, D.C., agosto 22 de 2022.- Luego de tres meses, en la huerta ganadora de la Comunidad de Vida El Camino se recogen los frutos. El riego del agua, aplicar fertilizantes para ayudar a enraizar la plántula y el suministro de insecticidas orgánicos, elaborados a base de ajo y ortiga, ayudaron a que las más de 500 hortalizas y verduras cosecharan. 

Esta huerta agrícola fue ganadora como la mejor a nivel distrital de todas las unidades operativas de la Secretaría de Integración Social y, es que, el excelente manejo y tratamiento que le hacen sus operarios al utilizar productos limpios, sin fertilizantes industriales la llevaron a obtener este reconocimiento. 

Incluso, para repeler las plagas utilizan productos a base de ajo y ortiga, así como la misma tierra, que a través del compostaje, en el que se encargan de recoger residuos orgánicos y convertirlo en un abono de calidad, siembran las plántulas. 

 

Robinson, ex habitante de calle y participante del proyecto ha liderado el trabajo en la huerta. Todas las mañanas empieza a las 7:00 a.m., junto con otros 6 compañeros, a cuidar el cultivo de lechuga crespa, cilantro, coliflor, zanahoria, sábila, maíz, calabacín (zucchini), rábano, acelga china y morada, frijol, mostaza, entre otros. 

El compromiso de Robinson, con la labor que le designaron, según él “no solo es con la huerta, sino conmigo mismo y con compromisos de afuera, es como decir: estoy haciendo las cosas bien, mucho más de lo que estaba antes y comprometerme con cosas que me ponen a cargo como es la huerta para tener compromiso”. 

Sembrar la lechuga, el rábano, el cilantro, organizar el arado, limpiar las zanjas, deshierbar, mantener en buen estado la huerta para que los productos salgan de buena calidad son las labores que a diario realiza el grupo de ex habitantes de calle que buscan culminar un proceso de inclusión social y dignificación de derechos. 

El subdirector para la Adultez de Integración Social, Carlos Cardozo aseguró: “Este es un proceso que no solo quiero contarles, sino hacer una invitación a la sociedad para que se enteren de lo que realizamos aquí en la Comunidad de Vida El Camino. A través del eje actividades y acciones nuestra población aprende, ayuda, comercializa y crea productos agrícolas para comercializar, un incentivo para las personas que nos han acompañado y, también, puedan ingresar poco a poco a la vida laboral”.

 

Cosecha tras cosecha 

El trabajo de Robinson no termina en la recolección de los productos, ya que, luego de lavar sus manos, alistar una mesa con la cosecha y sacar una carpa que instala en el andén, a la entrada de la unidad operativa, se dispone a hacer otra tarea que, también, realiza con mucha pasión: la venta de los frutos de su cultivo. 

La clientela empieza a llegar poco a poco, los vecinos del sector, los transeúntes hacen un pare en dicha zona porque el verde resplandeciente de la lechuga, el cilantro y las acelgas los cautiva, así como ese color rojo vivo de los rábanos y el naranja de las zanahorias. 

“Es que verlos tan frescos, como recién salidos de la finca, llaman la atención, se nota que son productos naturales que no son perjudiciales para la salud”, expresó Ligia, una compradora. 

Así como ella, hay muchas más personas que apoyan esta causa que busca convertir y generar un bienestar social para aquellos que más lo necesitan, en este caso los ciudadanos y ciudadanas ex habitantes de calle. 

“El proceso de cosecha y siembra se inició para incentivar a los usuarios al amor por la tierra, la enseñanza, para que aprendan que ellos mismos pueden ser cultivadores de sus propios alimentos”, dijo Sandra Jineth Quezada Zabala, promotora social y líder del manejo de la huerta. 

La siembra continua y la cosecha no cesarán, los sueños y anhelos de los participantes de la huerta de la Comunidad de Vida El Camino seguirá dando frutos, así como los que dio la tierra fértil y bien cuidada de dicha unidad operativa.

 

 

 

 

 

 

Noticias Recientes

Infancia y Adolescencia 09 Diciembre 2022

Pobreza Multidimensional, el tema de debate del III Consejo Consultivo de niñas, niños y adolescentes

Pobreza Multidimensional, el tema de debate del III Consejo Consultivo de niñas, niños y adolescentes
A través de 5 estaciones las consejeras y consejeros aborda...
Familia 09 Diciembre 2022

Conozca y acceda a los servicios gratuitos que el Distrito tiene para las familias de Bogotá

Conozca y acceda a los servicios gratuitos que el Distrito tiene para las familias de Bogotá
Se trata de ‘Familiando por los derechos’, un portafolio qu...
Territorio 09 Diciembre 2022

El instructor de natación que les devuelve la confianza y la autoestima a las personas en el CDC Bellavista de Kennedy

El instructor de natación que les devuelve la confianza y la autoestima a las personas en el CDC Bellavista de Kennedy
Cuatro veces al día el profesor Jaime Castañeda se encuentr...